Comparte esta noticia:

La última campaña de control y concienciación de la Dirección General de Tráfico ha concluido con que el exceso de velocidad, el no uso de cinturón de seguridad y el inadecuado mantenimiento del vehículo son tres de las infracciones más comunes. Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han controlado más de 600.000 vehículos durante los siete días de campaña de vigilancia de la conducción en carreteras convencionales.

Tráfico ha realizado del 20 al 26 de octubre una campaña especial de vigilancia y concienciación en la que se han denunciado a 34.672 conductores.

El cumplimiento de los límites de velocidad sigue siendo una de las asignaturas pendientes de la seguridad vial en nuestro país, más si cabe en carreteras convencionales, donde diferentes estudios destacan que en este tipo de vías, el 39% de los vehículos superan la velocidad límite establecida y el 13% superaban el límite en más de 20 kilómetros por hora. Los datos de este informe tienen su reflejo real a pie de carretera, donde más de 20.600 conductores han sido denunciados por circular a una velocidad superior a la permitida.

Otra de las infracciones más habituales ha sido el no uso del cinturón de  seguridad. Sólo en una semana, 2.113 personas han sido denunciadas por no llevar puesto el cinturón de seguridad mientras viajaban y otras 114 personas por no llevar a los menores que transportaban con su correspondiente sistema de retención.

El uso del móvil durante la conducción sigue siendo una acción habitual entre algunos conductores tal y como se ha constatado durante la campaña de vigilancia. En una semana y sólo en carreteras convencionales 1.230 conductores han sido denunciados por esta infracción.

En lo que se refiere a alcohol y drogas, en siete días 1.193 conductores han dado positivo en los controles. Destacar, además, que 471 conductores fueron sorprendidos realizando un adelantamiento antirreglamentario y otros 440 saltándose una señal de stop.

El envejecido parque automovilístico en España y la falta de mantenimiento de los mismos, hacen que circulen por carretera vehículos con deficiencias técnicas que suponen un riesgo para la seguridad vial, tal y como se verifica en los 1.607 titulares que fueron denunciados por este motivo. A este número hay que sumar otros 38 conductores a los que los agentes de la  Agrupación de Tráfico les inmovilizaron el vehículo por deficiencias técnicas  que hacían imposible continuar el viaje.

No llevar y/o tener al día la documentación del conductor o del vehículo ha sido otro de los preceptos controlados. Señalar que 1.824 conductores han sido denunciados por carecer o ser incorrecta la documentación relativa al vehículo, en la mayoría de los casos por no tener pasada la ITV, y otros 1.075 por documentación relativa al conductor.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.