Comparte esta noticia:

El parque automovilístico en España ha registrado un deterioro notable en los últimos años. Así lo demuestra el hecho de que el 61,2% de los turismos presenta algún defecto, según el informe ‘Análisis del estado de los vehículos’, que ha elaborado Fundación Mapfre con los datos correspondientes a 17.661 inspecciones de automóviles llevadas a cabo por la compañía aseguradora a través de su programa ‘Cuidamos tu Auto’.En este estudio se han evaluado un total de 62 aspectos del vehículo relacionados con la iluminación, los neumáticos, sistemas electrónicos, acondicionamiento exterior e interior, motor, mecánica y frenos.

Entre las conclusiones de las más de 18.000 inspecciones voluntarias (diagnosis) de vehículos realizadas en el año 2013 en toda España cabe destacar que el número de deficiencias de los vehículos que utilizan gasolina es un 20% mayor que los que consumen gasoil. Entre los fallos detectados con mayor frecuencia destacan aquellos que tienen que ver con el estado de las ruedas y los neumáticos (31 por ciento en el caso de los vehículos de gasolina y 27 por ciento en los diésel), los sistemas de iluminación (24 por ciento en ambos casos) y los frenos (22 por ciento en gasolina y 10 por ciento en diésel), todos ellos elementos clave en la seguridad.

También son comunes los fallos que se producen en el motor (30 por ciento en gasolina y 23 por ciento en diésel), especialmente aquellos que tienen que ver con niveles de aceite inadecuados y correas y manguitos desgastados, entre otros, que si bien no producen un accidente de forma inmediata, pueden conllevar una avería y, en consecuencia, provocar riesgo en la vía si no se corrigen a tiempo.

En este sentido, destacar que el 88 por ciento de los defectos relacionados con el sistema de frenado de los vehículos de gasolina y el 74 por ciento en el caso de los diésel tiene que ver con una mala calidad del líquido de frenos. Dicho defecto puede tener graves consecuencias, por ejemplo, en pendientes prolongadas con frenadas frecuentes. Se trata de un aspecto  especialmente a tener en cuenta, dado que las ITV habituales no examinan este componente y el vehículo no avisa cuando no reúne las condiciones necesarias, sólo lo hace cuando el nivel está bajo pero no cuando el líquido ha perdido sus propiedades.

En Castilla y León y Castilla-La Mancha son más frecuentes deficiencias que tienen que ver con fallos en el sistema de iluminación, neumáticos y el mantenimiento del motor que se manifiesta, especialmente, en niveles inadecuados de refrigerante y aceite o en un mal estado de manguitos y correas, por ejemplo. Por el contrario, los turismos de la zona mediterránea, en especial los de Cataluña, que son los más jóvenes y lo que tienen menos kilómetros, presentan la mitad de imperfecciones que los de otras regiones, como la zona cantábrica, donde cerca del 20 por ciento de los vehículos presenta cuatro o más defectos.

Desde Mapfre llevan a cabo la campaña ‘Cuidamos tu Auto’. Desde junio del año pasado ya han revidado más de 30.000 vehículos y se han realizado 17.661 inspecciones. Indicar que del total de automóviles revisados, el 22 por ciento corresponde a personas no aseguradas en la compañía aseguradora.

Con esta acción, que se mantendrá durante los próximos tres años, la entidad ha recorrido ya más de 400 localidades españolas, para lo que cuenta con nueve unidades móviles de diagnosis. Las revisiones se realizan en las carpas móviles instaladas por Mapfre en la localidad correspondiente y se llevan a cabo en menos de media hora. Una vez finalizada la revisión, el usuario recibe un informe detallado sobre el estado de los principales elementos del vehículo que influyen en su seguridad (luces, ruedas, sistemas electrónicos, motor, niveles, frenos, etc.)

Cualquiera interesado puede conocer la ruta de estas unidades móviles a través del site específico www.mapfrerevisatucoche.com.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.