Comparte esta noticia:

Más de 5.000 vehículos dedicados al transporte escolar y de menores han sido controlados durante la campaña especial de vigilancia que la Dirección General de Tráfico ha realizado entre el 24 y el 30 de noviembre para comprobar que los vehículos dedicados a este tipo de transporte cumplen la normativa establecida. La falta de autorización especial de transporte escolar y el seguro de responsabilidad ilimitado siguen siendo las irregularidades más numerosas entre los vehículos controlados. Llama la atención un conductor de transporte escolar que ha dado positivo en la prueba de alcoholemia y otro en drogas.

De los 5.379 vehículos dedicados a este tipo de transporte que fueron controlados, 2.376 fueron denunciados por agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, principalmente por irregularidades administrativas.

POSITIVO EN ALCOHOL Y OTRO EN DROGAS

Hay que destacar que en esta campaña un conductor ha dado positivo en la prueba de alcoholemia y otro en drogas.

La persona que dio positivo a alcohol era un conductor de un autobús que transportaba a 66 menores en la provincia de Murcia. Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana del lunes 24 cuando los agentes de Tráfico establecieron el control y apreciaron que dicho conductor  mostraba síntomas externos de haber ingerido bebidas alcohólicas, por lo que le fue practicada la prueba de alcoholemia. Dicha prueba arrojó un resultado de 0,34mg y 0,32 mg de alcohol por litro de aire espirado, superando en más del doble la tasa máxima permitida para este tipo de conductores, fijada legalmente en 0,15mg/l.

El vehículo fue inmovilizado y el conductor fue denunciado por cometer una infracción que lleva aparejada una sanción de 1.000 euros y la pérdida de seis puntos del carnet de conducir.

Además, otro conductor de transporte escolar fue imputado por conducir sin carné por haber agotado su saldo de puntos y puesto a disposición judicial.

En lo que se refiere a velocidad, 6 conductores fueron denunciados por circular a velocidades superiores a las establecidas.

Respecto al cinturón de seguridad en aquellos vehículos que los llevan incorporados, en las inspecciones realizadas por los agentes se constató que 26 vehículos que disponían de estos sistemas de retención presentaban anomalías en su funcionamiento.

En lo que se refiere a la Inspección Técnica de Vehículos, los agentes comprobaron que  28 circulaban sin llevar la ITV en regla.

IRREGULARIDADES ADMINISTRATIVAS, LAS MÁS NUMEROSAS

Las irregularidades administrativas son las que mayor número de denuncias han generado. Por ejemplo, no disponer de la autorización especial para realizar transporte escolar ha  supuesto la denuncia a 1.784 conductores o no tener suscrito un seguro de responsabilidad ilimitado, como exige la ley, ha dado lugar a 363 denuncias.

Los agentes también han comprobado que 187 vehículos de transporte escolar presentaban deficiencias  en las puertas de servicio y emergencias, así como  en sus dispositivos de accionamiento.

Por último, en lo que se refiere al exceso de tiempo de conducción o minoración del descanso, 51 conductores fueron denunciados por este motivo y otros 78 por no llevar a bordo del autocar una persona encargada del cuidado de los menores, cuando así procedía.

La preocupación de la DGT para que el transporte de menores se realice de forma segura lleva a los agentes a realizar permanentemente controles en este tipo de vehículos.

 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.