Comparte esta noticia:

Durante el año 2012 se produjeron en España nada menos que 52.411 accidentes laborales de tráfico. En estos siniestros fallecieron 180 personas y 1.079 resultaron heridas graves, según datos del Instituto Nacional de Higiene y Seguridad en el Trabajo (INSHT). Con motivo del Día Mundial de Seguridad y Salud en el Trabajo, desde Fundtrafic (Fundación de Apoyo a Víctimas de Accidentes) hacen hincapié en la importancia de que tanto empresas como trabajadores aboguen por buenas prácticas de seguridad vial tanto en su jornada laboral como fuera de ella.

Los accidentes laborales de tráfico siguen siendo un importante problema en la sociedad actual. Estrés, trabajo acumulado, prisas, falta de sueño, congestión en el camino al trabajo… muchos son los factores que nos afectan en nuestro día a día y que pueden repercutir negativamente en nuestra conducción. ‘Conducir es una de las tareas más importantes que realizamos en nuestro día a día y muchas veces no le damos la importancia que merece. Desde Fundtrafic queremos hacer hincapié en la importancia de tener una actitud responsable, tanto en la ida a nuestra jornada laboral como en la vuelta porque lo importante es volver’, ha destacado Francisco Canes, presidente de la Fundación.

Desde Fundtrafic nos ofrecen una serie de recomendaciones que pueden ayudarnos de cara a reducir esta siniestralidad vial laboral.

RECOMENDACIONES

-Dormir las horas necesarias. Es importante sentirse bien y descansado a la hora de ponernos al volante. En torno a 2.000 de los 83.000 accidentes de tráfico registrados en España durante 2012 están directamente relacionados con problemas de sueño.

-Precaución con el consumo de fármacos. Debemos preguntar a nuestro médico o farmacéutico si los medicamentos que consumimos tienen alguna contraindicación para la conducción.

-No a las distracciones. Uno de cada dos accidentes mortales de tráfico ocurridos en las carreteras españolas durante 2012 tuvo como factor concurrente una distracción. Es importante no llevarse los problemas personales ni laborales al vehículo. En nuestras manos está llegar bien a nuestro destino. Aquí destacamos especialmente el uso del GPS, recordamos que está prohibida su manipulación durante la conducción. Debemos dejarlo todo programado antes de ponernos en marcha.

-No llevarse el trabajo de la oficina al coche. Durante la última campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) hemos visto a conductores utilizando Tablets, leyendo informes, hablando por el teléfono móvil…

-Descansar cada dos horas de conducción. No debemos olvidar que conducir cansado aumenta el número de distracciones al volante, altera la capacidad para tomar decisiones y aumenta del tiempo de reacción ante imprevistos. Para los transportistas, señalar especialmente la importancia de respetar los tiempos de conducción y descanso del tacógrafo.

-No consumir alcohol ni drogas. Es importante no consumir alcohol si sabemos que posteriormente vamos a coger el coche. Nos referimos especialmente a las comidas y cenas de empresa o reuniones de negocio. La ingesta de alcohol multiplica hasta 9 veces el riesgo de provocar un accidente.

-Cumplir con los límites de velocidad establecidos y el resto de normas de circulación. No olvidemos que los excesos de velocidad causan casi 500 muertes al año por accidentes tráfico.

-Es importante cumplir y respetar los Planes de Movilidad implantados por las distintas empresas. Se han realizado bajo un importante estudio y análisis de cada compañía y entre sus principales objetivos está la reducción de la siniestralidad.

-Para evitar el estrés, es importante salir con tiempo tanto al ir al trabajo como durante nuestra jornada laboral. Los atascos pueden surgir en cualquier hora y en cualquier lugar. Ser previsor evitará que conduzcamos de manera brusca y estresada.

-Hay que evitar la monotonía de los trayectos habituales, ese ‘piloto automático que nos lleva y trae del trabajo’. Debemos pensar en nuestra conducción, concentrarnos, atender a actuaciones imprevistas y variar nuestro recorrido. La novedad es enemiga de la rutina.

-Utilización del carril derecho en autovías y autopistas. Son muchos los conductores que hacen mal uso del carril izquierdo, aunque sufran más retenciones, frenazos y alcances. El izquierdo debe utilizarse para adelantar.

-Por último, señalar la importancia de renovar y refrescar conocimientos. Con el tiempo, olvidamos ciertas normas y desconocemos otras nuevas. Es necesario actualizar toda esta información.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.