Comparte esta noticia:

Pasado el mes de julio y parte del mes de agosto, todavía son muchos los conductores que se disponen a iniciar su periodo de vacaciones. La Dirección General de Tráfico prevé 40,9 millones de desplazamientos de largo recorrido durante el mes de agosto. Y es que todavía quedan dos grandes operaciones: la del 15 de este mes y la de retorno. Sin embargo, y aunque todos sabemos de la importancia de descansar cada dos horas en los desplazamientos de largo recorrido, lo cierto es que tres de cada cinco conductores no paran lo recomendado. Además, es relevante el hecho de que siete de cada diez conductores afirma hacer el viaje sin descansar.

A esto hay que añadir que un 11,5% de los automovilistas reconocen haber dado cabezadas al volante alguna vez, síntomas de quedarse dormido y antesala de un accidente. Así lo indican los datos del Observatorio Española de Conductores-DUCIT, que elabora el RACE.

Y es que los meses de verano son los de mayor siniestralidad y donde debemos poner especial atención durante los trayectos, especialmente en los de largo recorrido. Julio y agosto aglutinan aproximadamente el 20% de los fallecidos anuales en nuestro país.

Para prevenir este cansancio y agotamiento propio de los viajes largos, es necesario descansar cada dos horas, realizar estiramientos e ingerir refrescos, que mantienen los niveles de hidratación recomendados y aporta la glucosa necesaria para mantener la atención, ayudan a prevenir la fatiga y mejora el tiempo de respuesta ante un imprevisto.

La fatiga provoca, entre otras cosas, una disminución de la atención al volante (se deja de ver hasta un 30% de información del tráfico), aumentan los errores en la percepción de distancias y velocidades, y se incrementa un 86% el tiempo de reacción ante un obstáculo.

Según estudios realizados por Race y Anfabra, más del 70% de los conductores españoles declaran haber sufrido episodios de sueño al volante; un 57% reconoce haber notado pérdidas de concentración y un 30% afirma haberse visto implicado en alguna situación de riesgo debido a la fatiga o somnolencia.

En este sentido, señalar que el 16% de los entrevistados reconoce no descansar cada 2 horas en trayectos largos, encontrándose por delante del resto de malos hábitos como “no respetar la velocidad”, “manejar el móvil” o “no respetar la distancia de seguridad”, etc.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.