Comparte esta noticia:

Con motivo de la celebración el jueves 19 de marzo de la festividad de San José en las comunidades de Madrid, Valencia, Murcia, y Navarra y del viernes 20 de marzo en la Comunidad de Galicia, la Dirección General de Tráfico (DGT) reforzará la vigilancia en las carreteras. Esta campaña coincide con la puesta en marcha del Plan Integral de Vigilancia en carreteras secundarias.

Para estos cuatro días y medio, la DGT prevé 5 millones de desplazamientos, lo que supone un 8,5%  más de movimientos respecto a otra semana sin días festivos.

Hay que destacar que los principales movimientos se producirán en las salidas y entradas de los grandes núcleos urbanos donde es festivo, hacia segundas residencias, zonas turísticas de costa o zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno.

Para facilitar los desplazamientos, Tráfico ha previsto una serie de medidas de regulación de la circulación, si la intensidad del tráfico así lo requiere como son la instalación mediante conos de un carril adicional en el sentido contrario que aumente la capacidad de la vía, siempre que no incida negativamente en la circulación del otro sentido; la restricción de la circulación en ciertos días, tramos y horas de la circulación de camiones en general y de determinadas mercancías en particular (las restricciones concretas se pueden consultar en la Web); y  se han diseñado itinerarios alternativos de la zona centro a Levante.

Tráfico aconseja planificar adecuadamente el viaje y realizar una conducción sosegada, así como circular por las vías más seguras. En 2013 (último año con cifras consolidadas)  8 de cada 10 fallecidos en accidente de tráfico en vías interurbanas lo fueron en carreteras convencionales, las más peligrosas. Se insiste en la importancia de desplazarse en los vehículos más seguros. Inciden que en los dos primeros meses del año, la edad media de los vehículos en los que se desplazaban las víctimas mortales ha aumentado respecto al año anterior, llegando a alcanzar los 14 años en el caso de los turismos, 12,3 las motociclistas y casi 11 las furgonetas.

Se recuerda que hay que respetar  los límites de velocidad establecidos en las carreteras. La velocidad sigue siendo el componente fundamental que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad  y el grado de lesión de las víctimas. Por este motivo, Tráfico ha puesto en marcha un Plan Integral de Vigilancia en carreteras convencionales, en el que se incrementarán los controles de velocidad con radares móviles y de alcohol y drogas entre los conductores.

Otras recomendaciones: sillitas infantiles, cinturones de seguridad, cascos…y evitar la somnolencia,  con paradas cada dos horas y las distracciones, en especial las relacionadas con el móvil.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.