Comparte esta noticia:

La Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha el Operativo especial de Semana Santa, un dispositivo especial que se desarrollará en dos fases coincidiendo con los días de mayor intensidad circulatoria y que prevé que se produzcan 12,5 millones. Para María Seguí, directora general de la DGT, el reto es ‘no superar los 26 fallecidos del año pasado’ e incluso reducirlos.

La operación comienza mañana viernes a las 15:00 horas y finalizará a las 24:00 horas del  lunes 21 de abril. Su objetivo principal es regular la circulación, vigilar y velar por la seguridad vial para los 12,5 millones de desplazamientos previstos por carretera.  Desde Tráfico indican que se trata de un periodo muy importante ya que en un espacio muy corto de tiempo se produce un importante número de desplazamientos, con  orígenes y destinos similares (zonas turística de la costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales o zonas de montaña) y realizados en los mismos días y horas, hecho que puede llevar a que en determinadas carreteras se pueda producir algún tipo de retención.

Tráfico ha dividido la operación en dos fases:

-La primera fase comenzará a las 15:00 horas del viernes 11 de abril y finalizará a las 24:00 horas del domingo 13 de abril. Para esta primera fase, Tráfico prevé 3 millones de desplazamientos.

La mayor densidad de vehículos se producirá en la tarde del viernes y el sábado por la mañana, sobre todo desde el centro de la Península a Levante y Andalucía. Durante el fin de semana coincidirán los desplazamientos de largo recorrido del periodo de Semana Santa con los de corto recorrido motivados por el fin de semana.

-La segunda fase, más importante que la anterior por volumen de desplazamientos de vehículos a lo largo de toda la red viaria (7,5 millones previstos), comenzarán a partir del mediodía del miércoles 16 de abril, excepto en la Comunidad de Cataluña y en la de Valencia que comenzará al día siguiente.

 Esta segunda fase finalizará a las 24:00 horas del lunes 21 de abril con la operación retorno, operación que se desarrollará desde el sábado por la tarde, durante todo el domingo y el lunes de Pascua, ya que en las Comunidades de Castilla la Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y La Rioja este lunes es festivo. En el resto de autonomías, día no lectivo para escolares y universitarios, se prevé también que se produzca una importante cantidad de movimientos de retorno que se sumarán a los de un día laborable cualquiera.

 A partir del mediodía del miércoles se pueden producir problemas circulatorios y de retención en las salidas de las grandes ciudades que se irán incrementando a lo largo de la tarde para trasladarse posteriormente a los lugares de destino. El jueves por la mañana también es previsible que se produzca un incremento del tráfico a la salida de los núcleos urbanos, a los que se sumarán a partir de mediodía los conductores de las Comunidades de Cataluña y Valencia que inician sus vacaciones.

 EL RADAR PEGASUS CONTROLARÁ DESDE EL AIRE

En Semana Santa de 2013, la Dirección General de Tráfico (DGT) presentaba el radar Pegasus, que toma 3 mediciones, una cada tres segundos para, finalmente, hacer una media y verificar la velocidad. Este helicóptero-radar, que principalmente vuelva sobre las vías secundarias, también lo hará durante el periodo de Semana Santa. La directora de Tráfico ha valorado este año de Pegasus como ‘positivo’ y ha remarcado que tanto él como el resto de helicópteros ‘estarán participando’ durante este operativo especial.

Destacar también la campaña de intensificación que actualmente lleva a cabo Tráfico en las carreteras secundarias debido a su alta siniestralidad. María Seguí ha recordado que en estas vías se produce el 78% de las víctimas mortales.

En este sentido, también se intensificarán los controles preventivos tanto de alcohol como de drogas y se controlará el cumplimiento de las velocidades a través de radares. A los 500 radares fijos (en convencionales y vías de alta capacidad), se sumarán los 250 radares móviles, que vigilarán principalmente en las carreteras secundarias.

La directora de Tráfico ha remarcado que la velocidad máxima sigue siendo aquella que se refleja en las distintas vías y que en ningún caso es 130 km/h. Igualmente ha hecho hincapié en la importancia de los sistemas de retención como el cinturón o las sillitas. ‘Duele ver que es los accidentes no se hace uso de ellos. Podría haber salvado la vida en el 50% de los casos’, ha señalado.

MEDIDAS CIRCULATORIAS

Entre las medidas que la DGT pondrá en marcha destacan la instalación de  carriles reversibles y adicionales con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria y tramos en determinadas carreteras; la paralización de obras que afecten a las calzadas en todas las carreteras para minimizar la afección al tráfico durante los días de la operación salida-retorno de Semana Santa; y la eliminación de celebraciones deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de las vías.

Igualmente se restringirá la circulación de camiones que transporten mercancías peligrosas y vehículos que precisen autorización especial para circular en determinadas horas de los días con más desplazamientos; y se establecen itinerarios alternativos diseñados en función  del origen y destino del viaje a realizar (de Andalucía Occidental a la Zona Norte; de Andalucía Oriental y Levante a la Zona Norte; de Andalucía Occidental a Aragón  y Cataluña, de Levante a Castilla y León y de Zona Centro a Andalucía Occidental)  y otros con motivo de las obras que afectan a tramos de diferentes carreteras.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.