Comparte esta noticia:

Un total de 1.800 patrullas de la Agrupación de Tráfico, la Unidad de Helicópteros con 6 Pegasus y los Centros de Gestión participan en la puesta en marcha del ‘Plan Integral de Vigilancia en carreteras secundarias’ que pone en marcha la Dirección General de Tráfico (DGT). Y es que el 80% de los accidentes mortales se producen en carreteras convencionales, en la mayoría de los casos son salidas de la vía por excesos de velocidad y distracciones.

La directora general de Tráfico, María Seguí ha presentado un plan integral de vigilancia para carreteras secundarias que llevaran a cabo los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil  a lo largo de este mes de diciembre en que se produce un aumento de desplazamientos por carretera en condiciones meteorológicas adversas para la circulación y por la celebración de  las típicas reuniones familiares, de amigos y compañeros de trabajo.

Ya en el último puente de la Constitución se ha evidenciado un aumento del volumen de tráfico de cerca del 8%, posiblemente ligado a la mejora económica del país y a la bajada de precios del carburante.  Dada la antigüedad del parque circulante y las condiciones climatológicas adversas de esta época del año, la DGT inicia una intensificación de la vigilancia para reducir el riesgo de estar involucrado en un accidente. Esta vigilancia especialmente intensa se concentrará en las carreteras secundarias, donde  durante todo este año se han seguido produciendo la mayoría de los accidentes mortales y en torno a los tres comportamientos de mayor riesgo, tanto por separado como combinados: velocidad, alcohol y drogas.

MÁS CONTROLES

Así, el nuevo plan contempla la realización de controles de velocidad con radares móviles que recorrerán, de forma intensiva, este tipo de vías en las que se producen el 80% de los accidentes mortales.

Cuando un conductor sea detectado cometiendo una infracción de exceso de velocidad, será parado e identificado. Los agentes de la Agrupación de Tráfico también le realizarán, si lo consideran necesario, las pruebas de detección de alcohol y drogas, así como una revisión de la documentación, para comprobar que tanto el permiso para conducir, ITV y seguro del vehículo se encuentran en regla.

En este Plan  Integral de Vigilancia participarán las 1.800 patrullas de agentes previstas para actuación diaria y también los 12 helicópteros de que dispone la Dirección General de Tráfico, en misiones de vigilancia y denuncia de los más frecuentes factores de riesgo en carreteras secundarias: adelantamientos antirreglamentarios, conductas temerarias, distracciones y excesos de velocidad. Seis de las aeronaves de la Unidad de Helicópteros de la DGT equipan ya el sistema de radar Pegasus para la detección desde el aire de infracciones a los límites de velocidad.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.