Comparte esta noticia:

Desde que se puso en marcha el primer Pegasus en marzo de 2013, 3.199 conductores han sido denunciados desde entonces. Actualmente, la Dirección General de Tráfico (DGT) cuenta con cinco radares Pegasus, los cuales actúan principalmente en las carreteras convencionales controlando los excesos de velocidad y otras conductas de riesgo. Se prevé un sexto radar Pegasus para las próximas semanas.

Estos cinco helicópteros sobrevolarán las carreteras del país, coincidiendo con un fin de semana en el que se prevé un incremento de los desplazamientos por carretera respecto a otros fines de semana de otoño, debido a la festividad de Todos los Santos el sábado 1 de noviembre.

Con el funcionamiento de estas cinco aeronaves equipadas con radar, ‘se  garantiza la cobertura total para la vigilancia de las carreteras, en  especial en las convencionales’, señalan desde Tráfico. Y es que estos nuevos radares, al igual que los anteriores están dotados de un  mecanismo y un software incluido en la cámara de vigilancia que transportan, de modo que captan la velocidad de los vehículos, además  de poder detectar otras infracciones desde el aire.

Desde que se puso en marcha el primer radar Pegasus, en marzo de  2013, hasta ahora las diferentes aeronaves en servicio han realizado 890  horas de vuelo, se ha controlado la velocidad de 17.802 vehículos y se ha  denunciado a 3.199 conductores por circular a una velocidad superior a la  permitida.

La velocidad media a la que circulaban los conductores de los vehículos  denunciados fue de más de 30 km/h por encima a la estipulada en la vía.  Aun así, la velocidad máxima detectada y denunciada en una carretera con límite de 120 km/h fue de 242. En carreteras con límite de 100 km/h se detectó un vehículo a 195 km/h y en el caso de carreteras limitadas a 90 km/h, la velocidad máxima a la que fue interceptado un conductor fue de 199km/h.

Estos excesos de velocidad han supuesto la pérdida 2.680 puntos a los conductores denunciados, destacando que a 46 de ellos, ese exceso de velocidad les ha supuesto la pérdida de 6 puntos (infracción muy grave).

¿CÓMO FUNCIONAN LOS PEGASUS?

Los radares Pegasus constan de dos cámaras, una panorámica que facilita el seguimiento y captación de la velocidad y otra de detalle que tiene un objetivo que permite leer la matrícula del vehículo llegando incluso a poder detectar velocidades de hasta 360 km/h.

Tal y como estipula la Ley, el nuevo radar ha sido verificado y homologado por el Centro Español de Metrología, organismo dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Este tipo de radares resultan operativos incluso a 300 metros de altura y a una distancia en línea recta con el vehículo controlado de un kilómetro.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.