Comparte esta noticia:

Se trata de una de las conclusiones de la jornada de responsabilidad empresarial y seguridad vial organizada por la Facultad de Derecho de ESADE: la principal causa de baja laboral en el trabajo será motivado por un siniestro en la carretera. Y es que más de la mitad de los accidentes de tráfico tienen lugar precisamente en horario laboral. Durante la mencionada jornada, expertos en seguridad vial han debatido sobre los accidentes in itinere y se han analizado las medidas y políticas de prevención que empresas y administraciones públicas pueden adoptar.

María Seguí, directora de la Dirección General de Tráfico (DGT) del Ministerio de Interior, ha destacado que, pese al descenso de fallecidos en accidentes de tráfico que se ha registrado en los últimos diez años en España, se trata de una “pandemia mundial”, donde “debemos responsabilizarnos legal y moralmente para hacer frente a los 1.300.000 fallecidos anuales por esta causa en todo el mundo”,  ha afirmado durante su intervención.

Por su parte, Eduardo Berché, decano de la Facultad de Derecho de ESADE y profesor de Derecho Financiero y Tributario de la escuela, ha abordado las obligaciones del empresario en materia de prevención. De hecho, considera que “las empresas pueden ser responsables de los accidentes de tráfico de sus empleados, por lo que deben implicarse en la seguridad vial”.

“El fallecido en un accidente de tráfico no es el joven inexperto y conductor, como se acostumbra a pensar”, apuntaba la responsable de Tráfico, “sino que el 51% de las víctimas tiene más de 45 años”. Población en plena edad productiva y de trabajo. “La movilidad de los trabajadores les expone al riesgo. Así que la implicación de las empresas con la seguridad vial no es un coste, es una inversión. Lo más preciado de una empresa es el capital humano”, ha señalado.

Y es que el 75% de fallecidos por accidentes de tráfico se concentran entre las 8 de la mañana y las 8 de la tarde. El 64% de lunes a viernes. “Lo que apunta que muchos accidentes son para ir y venir del trabajo”, ha señalado Seguí.

Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) se insiste en racionalizar viajes ya sea en número, duración y modo. “Un horario partido incita a más viajes; un horario seguido a menos”,  ha apuntado la directora de la DGT. Lo que indica que horarios flexibles y continuos reducen el índice de siniestralidad.

Usar vías más seguras, vehículos más seguros (si un vehículo tiene más de diez años el riesgo de sufrir un accidente se triplica), observar los límites de velocidad, usar métodos de seguridad como cinturón, sistema de retención infantil o casco, somnolencia y distracciones y no consumir alcohol son algunos de los puntos que DGT destaca como medidas de prevención. Para el organismo, es muy importante que las empresas tengan un Plan de Seguridad Vial.

Por su parte, el director del Servicio Catalán de Tráfico (SCT), Joan Josep Isern, ha anunciado la creación de un grupo de trabajo de cara a marzo dirigido a facilitar formación a los trabajadores en seguridad vial. Para Isern es necesario “apostar por las políticas de persuasión y trabajar conjuntamente administración y empresa privada”.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.