Comparte esta noticia:

Paloma Pastor, representante de la asociación Hiru Hamabi y madre de un menor con daño cerebral, acudía el 15 de abril a la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados. Estuvo acompañada por la presidenta de FEDACE, Amalia Diéguez; y las especialistas María Luz Ruiz-Falcó, neuropediatra, e Inés Folgado, médico especialista en medicina física y rehabilitación. El objetivo de la Comisión era tratar las necesidades de atención de las personas que viven con Daño Cerebral Adquirido (DCA).

Durante la comparecencia se ha destacado la necesidad de una iniciativa parlamentaria conjunta que clarifique los términos del Real Decreto 1030/2006 del 15 de septiembre por el que se establece la Cartera de Servicios del Sistema Nacional de Salud, para así garantizar de forma explícita el acceso a la neurorehabilitación de las personas con Daño Cerebral Adquirido sin importar su edad. La modificación debería de incluir los tratamientos de rehabilitación a nivel cognitivo, conductual y emocional, mediante el tratamiento interdisciplinar necesario e incluyendo la neuropsicología, psicología de familia y psiquiatría en la rehabilitación de personas con DCA.

Desde Fedace señalan que el texto actual da lugar a interpretaciones, lo que provoca que cada Comunidad Autónoma lo aplique de forma diferente y se generen desigualdades territoriales en la atención al Daño Cerebral Adquirido. Por eso,  indican que la nueva redacción debe especificar qué se entiende por rehabilitación, qué tratamientos incluye y qué especialistas son necesarios en la misma.

El próximo día 22 el Grupo CiU presentará a la Comisión de Políticas Integrales sobre Discapacidad una Proposición no de Ley para garantizar el acceso a la neurorehabilitación de las personas con Daño Cerebral Adquirido a cargo del Sistema Nacional de Salud; incluyendo los casos de menores con DCA y sin limitación de edad.

De ser aprobada por la Comisión, “la Proposición no de Ley podría suponer un avance significativo en el reconocimiento de los derechos de las personas con Daño Cerebral Adquirido a nivel estatal”, indican desde la federación en nota de prensa.

En 2013 se produjeron 89.519 accidentes con víctimas, los cuales se saldaron con 1.680 fallecidos y 10.086 heridos graves; de estos heridos graves, el 70% podría haber desarrollado un Daño Cerebral Adquirido con secuelas que no permiten desarrollar la vida con independencia y autonomía, según FEDACE.

TEXTO:

Proposición no de Ley

«El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a modificar el Real Decreto 1030/2006, de 15 de septiembre, por el que se establece la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud y el procedimiento para su actualización, con la finalidad de:

1. Incluir los tratamientos de rehabilitación a nivel cognitivo, conductual y emocional, mediante el tratamiento transdisciplinar que sea necesario añadiendo la neuropsicología, psicología de familia y psiquiatría en la rehabilitación en pacientes con déficit funcional recuperable de la Cartera de servicios comunes de atención especializada.

2. Ampliar el concepto de urgencia vital recogido en el apartado 3 del artículo 4 a posible riesgo funcional físico o psíquico que requiere de una intervención inaplazable por riesgo de pérdida de funcionalidad de órganos esenciales para el desenvolvimiento de la persona.

Todo ello, con una dotación presupuestaria suficiente destinada a las Comunidades Autónomas para garantizar la creación y continuidad de unidades de neurorrehabilitación infantil para casos de daño cerebral sobrevenido.»

Palacio del Congreso de los Diputados, 18 de febrero de 2015.

Josep Antoni Duran i Lleida, Portavoz del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió).

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.