Comparte esta noticia:

El vehículo es uno de los medios preferidos por los ciudadanos para desplazarse a su destino de vacaciones. Este año, la Dirección General de Tráfico ha estimado que durante los meses de verano se harán 79 millones de desplazamientos de largo recorrido. Desde la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) nos dan diez consejos para ahorrar hasta un 15% del consumo de combustible aplicando técnicas sencillas de conducción eficiente.

La aplicación de estas diez sencillas claves, no sólo tiene un impacto medioambiental, sino también en el bolsillo del conductor, ya que el ahorro medio estimado anual puede rondar los 300 €/año.

Si tienen en cuenta que los vehículos nuevos han conseguido reducir hasta un 30% en consumo, la aplicación de la conducción eficiente más el vehículo nuevo nos puede llevar a ahorrar hasta 900€ al año.

 

DIEZ CLAVES PARA UN CONDUCCIÓN EFICIENTE

1-      Arranque y puesta en marcha

-Arrancar el motor sin pisar el acelerador.

-Inicie la marcha inmediatamente después del arranque.

-En motores turboalimentados, esperar uno seguros antes de iniciar la marcha.

2-      Primera marcha

-Úsala sólo para el inicio de la marcha.

-Cambiar a segunda a los dos segundos o seis metros aproximadamente.

3-      Aceleración y cambios de marchas

-Según las revoluciones: En los motores de gasolina entre las 2.000 y 2.500 rpm. En los motores diésel, entre las 1.800 y 2.000 rpm.

-Según la velocidad: A 2º marcha, a los dos segundos o seis metros. A 3º marcha, a partir de unos 30 km/h. A 4º marcha, a partir de unos 40 km/h. A 5º marcha, a partir de unos 50 km/h. A 6º marcha, por encima de 60 km/h.

Acelere tras la realización del cambio.

4-      Utilización de las marchas

-Circular lo más posible en las marchas más largas y a bajas revoluciones.

-En ciudad, siempre que sea posible, utilizar la 4º y 5º marcha, respetando siempre los límites de velocidad.

5-      Velocidad de circulación.

-Mantenerla lo más uniforme posible: buscar fluidez en la circulación, evitando los frenados, aceleraciones y cambios de marchas innecesarios.

6-      Deceleración.

-Levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha seleccionada en ese instante.

-Frenar de forma suave con el pedal de freno.

-Reducir de marcha lo más tarde posible, con especial atención en las embajadas.

7-      Detección.

-Siempre que la velocidad y el espacio lo permitan, detener el coche sin reducir previamente de marcha.

8-      Paradas.

-En paradas prolongación (por encima de 60 segundos), es recomendable apagar el motor.

9-      Anticipación y previsión.

-Conducir siempre con una adecuada distancia de seguridad y un amplio campo de visión que permita ver 2 ó 3 vehículos por delante.

-En el momento en que se detecte un obstáculo o una reducción de la velocidad de circulación en la vía, levantar el pie del acelerador para anticipar las siguientes maniobras.

-La anticipación nos permitirá advertir con suficiente antelación los imprevistos que puedan surgir en la vía.

10-   Seguridad.

-En la mayoría de las situaciones, aplicar las reglas de la conducción eficiente contribuye al aumento de la seguridad vial.

-Pero obviamente existen circunstancias que requieren acciones específicas distintas, para que la seguridad no se vea afectada.

-En cualquier caso, si existe conflicto entre la conducción segura y eficiente, deberá prevalecer la seguridad.

 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.