Comparte esta noticia:

Aunque no disponen de información fiable que indiquen que el repunte de las víctimas mortales se deba a una mayor antigüedad del parque automovilístico, sí tienen constancia de que todos los vehículos, de cualquier edad, ‘están mucho peor mantenidos que hace unos años’. En Actualidad Vial hemos entrevistado a Ramón Marcos Fernández, presidente de la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción, CONEPA (sector de reparación de automóviles). Ramón Marcos reconoce que los automovilistas piden que se arregle lo imprescindible para que el coche siga andando. ‘Hay un ejemplo que explica muy bien lo que está pasando: hasta hace muy poco tiempo, en España apenas había demanda de neumáticos usados.  Hoy es un mercado creciente’, destaca. Hablamos con él de siniestralidad, reparaciones, talleres ilegales e ITV, entre otros temas.

-La actividad de los talleres de coches cae un 2,8 por ciento en el primer semestre de 2014, ¿cree que 2014 va a cerrar con estos malos datos o que, por el contrario, se va a ir vislumbrando una cierta mejora en el sector?

Queremos ser positivos y pensar que en el segundo semestre las cosas van a mejorar también para los talleres. De momento, durante la primera quincena de julio se ha registrado bastante actividad, pero habrá que ver si es simplemente concentrada y puntual, con motivo de los desplazamientos estivales, o se concreta en una mejora real y sostenida de la demanda de nuestros servicios.

-Nos encontramos con que durante los últimos meses se está produciendo un repunte en el número de víctimas mortales. Según DGT, debido en parte al mayor consumo de drogas y al envejecimiento del parque automovilístico, ¿qué opina de esta premisa?

Es difícil determinar las causas de esa pésima noticia. Creemos que son variadas y a las que ustedes apuntan  añadiríamos también el incremento  en el número de kilómetros de los coches como consecuencia de la relativa mejora de la situación económica. A más vehículos en la calle (y hay muchos coches parados por causa de la crisis), mayor siniestralidad.

El envejecimiento del parque es un hecho real, como lo es también que los vehículos modernos cuentan con más dispositivos de seguridad. No disponemos de información fiable que permita afirmar de manera categórica que ese repunte de víctimas mortales tenga que ver directamente con que los coches sean más viejos.  Sí tenemos constancia de que todos los vehículos, de cualquier edad,  están mucho peor mantenidos que hace unos años.

Hace unos meses hicimos un interesante estudio sobre el estado del parque junto a FESVIAL y Seguros Pelayo. Analizamos los problemas de mantenimiento detectados en 710 coches que habían acudido al taller por un siniestro, no para realizar operaciones de control periódico. Era, por tanto, una muestra muy real de cómo circulan los coches por este país. Curiosamente, los elementos que estaban en peores condiciones fueron los neumáticos, escobillas y líquido limpiaparabrisas y la rueda de repuesto, independientemente de la edad de los coches.

-Debido a la crisis económica, los conductores son más reacios a la visita del taller, ¿están percibiendo un aumento de los accidentes de tráfico por este motivo? Mantenimiento que no se hace, problemas de seguridad que no se reparan…

Según nuestras estadísticas, avaladas por ese mismo estudio del que hablaba en mi respuesta anterior, uno  de cada cuatro usuarios retrasa más de seis meses la visita al taller, y uno de cada diez lleva más de un año sin pasar por él. El principal motivo es el económico.

Desde CONEPA llevamos más de tres años con una campaña orientada a mentalizar a los automovilistas de que cuidar su coche es cuidar de su salud y la de sus seres queridos. No podemos cuantificarlo en cifras, pero no cabe duda de que, aunque los problemas mecánicos sean una causa minoritaria de accidentes, sí que es una realidad incontestable que, ante el mínimo fallo humano de un conductor, la capacidad de reacción es mucho mayor si, por ejemplo, el vehículo calza unos neumáticos en buen estado,  si las escobillas realizan un buen barrido en condiciones climáticas adversas, o si los frenos actúan enérgicamente.

Pero es que, además, también tenemos argumentos económicos para  convencer a los automovilistas de las positivas consecuencias de un mantenimiento responsable: una prestigiosa consultora especializada en la posventa de automoción asegura que los que no realizan periódicamente ese control en su vehículo  gastan un 16 por ciento más en reparaciones.

-Y cuando se visita el taller, ¿ahorramos en cosas que no deberíamos por nuestra seguridad? ¿Qué solemos dejar sin arreglar y que puede ser perjudicial?

En estos momentos, los automovilistas nos piden que arreglemos lo imprescindible para que el coche siga andando. Hay un ejemplo que explica muy bien lo que está pasando: hasta hace muy poco tiempo, en España apenas había demanda de neumáticos usados.  Hoy es un mercado creciente. Es cierto que se trata de venta legal siempre que la profundidad del dibujo sean superior a 1,6 mm, pero en CONEPA consideramos que la norma no tiene en cuenta otros factores  muy relacionados con la seguridad: problemas internos ocultos, antigüedad del material, uso anterior… Muchos talleres no se sienten  cómodos montando esas cubiertas pero lo hacen porque su cliente lo solicita.

-Desde Conepa se ha denunciado recientemente una ‘falta de voluntad política en la lucha contra los talleres de coches ilegales’, ¿qué es lo que se está percibiendo?

Ese es otro problema que nos preocupa mucho. Creemos que una de cada cuatro operaciones de mantenimiento y reparación de vehículos se efectúa fuera de los talleres legales: puede ser tanto en naves industriales sin legalizar, como en espacios públicos (la propia calle) o privados (garajes de viviendas unifamiliares, boxes de alquiler, fincas de particulares, etc).

La crisis lo ha agudizado y llevamos tres años denunciando la situación ante las administraciones competentes con éxito limitado. Por eso, a comienzos de este año, decidimos acometer un profundo trabajo resumiendo todas nuestras actuaciones y sus resultados. Sus conclusiones se han hecho llegar a las administraciones públicas estatales y a la propia Comisión Europea. Hoy nuestro informe está en la mesa de los máximos responsables de los Ministerios de Economía y Competitividad, Hacienda y Administraciones Públicas, Empleo y Seguridad Social e Industria, Energía y Turismo. También lo conoce la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) y la Dirección General de Tráfico. Asimismo,  CONEPA se lo ha remitido a la Dirección General de la Guardia Civil con una felicitación  al SEPRONA por ser la institución que más está apoyando la lucha contra estas actuaciones.

Prácticamente todas las administraciones han hecho acuse de recibo del informe, agradeciendo además la documentación  que les aporta e informándonos de que van a tomar medidas.  Por una vez, y teniendo en cuenta además que la situación económica puede mejorar en un plazo no muy largo, nos da la sensación de que estamos en el camino de retomar la normalidad previa a la crisis. Ilegales habrá siempre porque es muy difícil controlar al cien por cien ciertas actividades, pero serán marginales.

-¿Qué les diría a todas aquellas personas que optan por acudir a un taller ilegal frente a uno que esté en regla?

Una parte estratégica en nuestra lucha contra los talleres ilegales ha sido  el plan de comunicación dirigido a los automovilistas a través de nuestros propios asociados y de los medios de comunicación. Sinceramente, creemos que hoy ni un solo automovilista español desconoce que existen talleres ilegales donde no va a tener los mismos derechos que si acude a empresas legales, donde se trabaja según la exigente normativa que afecta de manera específica al sector: industrial, de medio ambiente y de consumo. Eso significa garantía de calidad y responsabilidad en las reparaciones y compromiso de respuesta ante cualquier problema que le pueda surgir al automovilista con posterioridad al paso por el taller.

En CONEPA estamos muy orgullosos de haber sido pioneros y de conseguir que otras asociaciones de talleres de distintos ámbitos hayan adoptado una política de  comunicación similar, con lo que el efecto multiplicador ha sido enorme.  Con ello se ha logrado que, sólo en el último año, hayan sido denunciados a través de la prensa electrónica 190 asuntos diferentes relacionados con talleres ilegales, lo que ha dado lugar a miles de noticias distribuidas por medios impresos y audiovisuales, con millones de impactos en consumidores finales.

-¿Qué opina de que talleres y concesionarios puedan pasar la ITV? ¿Sería correcto que la misma persona que prepara tu coche y se encarga de tu mantenimiento sea el responsable de determinar si se pasa la ITV o no?

Nuestra postura es clara: los talleres entendimos y asumimos en su día, cuando se montó el actual sistema de control periódico, allá por los años 80, que no debíamos ser “juez y parte”.  Y así se lo hemos dicho al Ministerio de Industria y a otras administraciones competentes. Nuestra postura coincide con la de una buena parte de las Comunidades Autónomas que han apostado por el régimen de incompatibilidades. Creemos que la ITV es un servicio público y debe tener un control estricto y homogéneo.

-¿Qué beneficios podría tener esta medida?

La apuesta por la liberalización de los servicios de ITV  se basa en la idea de que se estimula la competencia y, de esa manera, bajan los precios. De hecho, así ha sido, por ejemplo, en Madrid, donde se ha triplicado el número de ITV en los últimos años, aunque conservando el régimen de incompatibilidades que impide reparar y realizar la inspección en las mismas instalaciones.  Sin embargo, consideramos que la bajada de precios no debe ser el único factor a tener en cuenta en algo tan importante como garantizar la seguridad de las personas. Los criterios de independencia y rigor han de ser prioritarios.

-Por último, ¿un mensaje esperanzador para los trabajadores en talleres?

Hemos de ser positivos y pensar que la situación económica va a mejorar para todos. Eso hará que los automovilistas puedan disponer de más presupuesto para cuidado de sus coches. Por otra parte, todo lo que hemos trabajado para mentalizar a los ciudadanos sobre la importancia del mantenimiento responsable y la función social del taller debe dar su fruto. Esta es una profesión muy interesante desde el punto de vista técnico y de relación con los clientes. Desde las asociaciones, además, estamos haciendo un gran esfuerzo para mejorar la formación de los profesionales y garantizar el relevo generacional.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.