Comparte esta noticia:

¿Qué debemos supervisar a la hora de preparar nuestro viaje? La realización de viajes de largo recorrido como pueden ser en las vacaciones de Verano o Semana Santa  hace que pongamos en duda si nuestro vehículo se encuentra en óptimas condiciones para realizar este tipo de desplazamientos. Sin duda, es el momento idóneo para llevar a cabo una completa puesta a punto de nuestro automóvil.

 

Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) nos invitan a revisar los siguientes puntos:

-Niveles de líquido de frenos, aceite y líquido limpiaparabrisas y anticongelante.

-Alumbrado en correcto funcionamiento y altura de los faros.

– Carga de batería y estado de sus bornes (protegidos con vaselina).

– Estado de los frenos.

-Estado de la dirección “sin holguras”.

-Estado de las bujías, cables y filtros.

-Estado de los neumáticos, sin grietas, ni estrías y el dibujo de rodadura profundo.

-Estado de las escobillas del limpiaparabrisas.

-Estado de los manguitos del motor y sus abrazaderas a partes fijas.

-Posición correcta de los asientos y sus anclajes.

-Posición correcta del retrovisor “sin ángulos muertos”.

-Haga el engrase y cambie el aceite, si fuera necesario.

-Verifique antes de iniciar el viaje, la presión de los neumáticos del vehículo, caravana o remolque si lo llevara.

 -Acostúmbrese a circular con el depósito de combustible lleno, ante cualquier situación anómala (retenciones, accidentes, inclemencias meteorológicas, etc.).

-Compruebe que lleva en su vehículo los recambios imprescindibles como son:

– Rueda de repuesto a su presión necesaria y herramientas para su instalación.

-Chaleco reflectante debidamente homologado.

-Dos triángulos homologados de señalización  de peligro

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.