Comparte esta noticia:

Los puntos negros y tramos de concentración de accidentes (TCA) son tramos de la red de carreteras en los cuales produce un gran número de accidentes cada año pero se diferencian entre sí.

Para la Dirección General de Tráfico, punto negro es “todo aquel emplazamiento perteneciente a una calzada de una red de carreteras en el que, durante un año natural, se hayan detectado tres o más accidentes con víctimas con una separación máxima entre uno y otro de 100 metros”.

En España, la definición de TCA es aquel, de al menos un kilómetro de longitud, en el que el número de accidentes es significativamente mayor que la media de accidentes ocurridos en otros tramos de características similares. Para establecer qué tramos tienen características semejantes se tienen en cuenta los siguientes criterios:

 

Tipo de vía: autovías o carreteras convencionales.

Volumen de tráfico (clasificado en once categorías).

Mayor o menor proximidad a las zonas urbanas: zona urbana, zona periurbana, o campo abierto.

Cada cuatro años el Ministerio de Fomento, a través de la Dirección General de Carreteras, identifica los Tramos de Concentración de Accidentes en base a una estadística de accidentes, sus causas y su localización. En base al procedimiento de elaboración, siempre existirán tramos de este tipo, aunque la accidentalidad disminuya.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.