Comparte esta noticia:

El Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos ha presentado una serie de modificaciones y cambios para el proyecto de ley sobre la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. Piden, además, que se incluya la participación de los psicólogos clínicos. Desde la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA se suman a las propuestas.

Se propone así una modificación en el artículo 36, apartado 3, quitando la palabra “excepcionalmente” del principio de la frase y quedando la redacción del siguiente modo: los familiares de víctimas fallecidas mencionados en el artículo 62, así como los de grandes lesionados, tienen derecho a ser resarcidos por los gastos de tratamiento médico y psicológico que reciban durante un máximo de seis meses por las alteraciones psíquicas que, en su caso, les haya causado el accidente”.

Igualmente se quiere modificar el artículo 37. apartado 1º del Proyecto de Ley sobre la “Necesidad de informe médico y deberes recíprocos de colaboración” tal y como se expone a continuación: “La determinación y medición de las secuelas y de las lesiones temporales ha de realizarse mediante informe médico o de especialista en psicología clínica ajustado a las reglas de este sistema”.

Así, añaden el tratamiento psicológico en la mayoría de apartados: “El baremo médico y psicológico contiene la relación de las secuelas que integran el perjuicio psicofísico permanente, con su clasificación, descripción y medición, y también incluye un capítulo especial dedica al perjuicio estético”.

Con todo ello, destacan que los psicólogos clínicos tienen reconocido en el ordenamiento jurídico español su plena capacidad para valorar y tratar los problemas de salud mental, competencia que es compartida con los médicos. Por ello, cuestionan la exclusión de estos profesionales de las labores de informe y tratamiento de las secuelas de carácter psíquico de las personas que han sufrido accidentes.

Desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos denuncian que restringir sólo a los médicos psiquiatras las tareas de informe y tratamiento de las secuelas psíquicas de las personas accidentadas y sus familiares, “pone en peligro que se pueda prestar una atención suficiente a las mismas. Si hay más profesionales sanitarios, como los psicólogos clínicos, que pueden realizar también esta labor, es claro que en beneficio de los pacientes tiene que estar abierta esta posibilidad. En caso contrario las demoras en la atención, las listas de espera, y los costes asociados a este tipo de intervenciones se incrementarán, debido a la limitación de los profesionales implicados y el agravamiento de las patologías por darse una atención más tardía”, remarcan.

Desde la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA se han sumado a esta reivindicación. De hecho, Mª Jose Rodríguez de ArmentaJefa de Área de la Unidad de Víctimas de Accidentes de Tráfico de la Dirección General de Tráfico ha llegado a manifestar públicamente que “el baremo dice que es un requisito imprescindible que el diagnóstico, tratamiento y seguimiento sea psiquiátrico. ¿Y los psicólogos clínicos y los forenses? ¿Por qué psiquiátrico? Lo que más me ha llamado la atención es que haya un internamiento, que la persona tenga que estar ingresada cuando la mayoría de las víctimas que conozco yo, gracias a dios, no han tenido que pasar por ingresos psiquiátricos. Es algo que tenemos que trabajar”.

2015-05-04 – Enmiendas Mod PL valoración daños acc tráfico (2)

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.