Comparte esta noticia:

Las distracciones son la causa de cuatro de cada diez accidentes de tráfico. Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), la distracción aparece como factor concurrente en 32.497 accidentes con víctimas, un 39% del total, en los cuales fallecieron 904 personas (768 en vía interurbana y 136 en vías urbanas) y otras 4.590 personas resultaron heridas graves en 2011.

Si una distracción destaca sobre las demás, es precisamente la utilización del teléfono móvil al volante. Y eso que su uso multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un siniestro. En 2011, la Agrupación de Tráfico de La Guardia Civil formuló 133.781 denuncias por utilización del teléfono móvil, cifra que supone un 15% más que en el año anterior.

Desde Tráfico inciden en sus consecuencias. Un conductor que habla mientras conduce…

-Pierde la capacidad de mantener una velocidad constante

-No guarda la distancia de seguridad suficiente con el vehículo que circula delante

-El tiempo de reacción aumenta considerablemente (entre medio a dos segundos, según los reflejos de cada conductor) 

A esto, añadir las conclusiones de algunos estudios que equiparan la peligrosidad de hablar por el móvil mientras se conduce a conducir habiendo ingerido bebidas alcohólicas.

Los tipos de accidentes más frecuentes debidos a distracciones

Son la salida de la vía, el choque con el vehículo precedente o el atropello.

Además del uso del móvil durante la conducción, hay otros muchos actos cotidianos que realizamos mientras vamos conduciendo que también provocan distracción en la conducción: encender un cigarrillo, manipular la radio o los navegadores… son solo algunos de ellos. Según las conclusiones de diversos estudios de investigación, fumar mientras se conduce multiplica por 1,5 el riesgo de sufrir un accidente.

El sueño y la fatiga son dos factores de riesgo desconocidos pero muy implicados en la accidentalidad vial: colisiones por alcance, salidas de la vía, invasiones de carril contrario… están relacionados con que el conductor circulaba fatigado o con sueño y no pudo evitar el accidente a tiempo.

CLAVES PARA EVITAR DISTRACCIONES

Para circular con seguridad es necesario centrar toda la atención en la tarea de conducir, de ahí, que desde la Dirección General de Tráfico (DGT) se den los siguientes consejos:

-Antes de conducir es conveniente dormir bien, no ingerir alcohol, no hacer comidas copiosas, cuidar la ingesta de ciertos medicamentos.

-Durante el trayecto: No fumar, hacer paradas cada dos horas en caso de viajes largos y mantener una temperatura agradable dentro del habitáculo.

-Usar el móvil solamente para emergencias y con el coche parado fuera de la calzada.

-Radio /MP3: son aconsejables los sistemas que se manejan directamente desde el volante. Programar emisoras y CD antes del viaje es una buena opción.

-Si se viaja con GPS hay que programar la ruta a recorrer antes de comenzar la conducción.

¿QUÉ DICE LA LEY?

La ley de seguridad vial considera infracción grave conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como, conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción. Ambas infracciones suponen una sanción económica de 200 euros y la pérdida de 3 puntos. 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.