Comparte esta noticia:

No tenemos carrocería. Ante un accidente, solo contamos con nuestro cuerpo. De ahí la importancia de estar con los cinco sentidos. Todos conocemos las normas: cruzar por el paso de cebra, semáforo en verde… Sin embargo, un total de 376 peatones perdieron la vida en accidentes de tráfico. Hay un descenso respecto a 2011, 4 víctimas mortales menos. Los peatones fallecidos por un siniestro en la carretera representan nada menos que el 20% del total de víctimas mortales. El número de heridos es escalofriante: 10.775. De ellos, 1.916 resultaron heridos graves. Y es que su índice de letalidad es superior al de resto de usuarios de la vía. Otro dato llamativo: el 54% de los peatones fallecidos tenía más de 64 años de edad.

Un 1% menos de peatones fallecidos en 2012. Son los hombres lo que más atropellos mortales sufren. De los 376 peatones fallecidos, 233 eran hombres, frente a las 141 que eran mujeres, según el Balance de Siniestralidad Vial de 2012 presentado recientemente por la directora de Tráfico, María Seguí.

‘Queda mucho por hacer en este terreno, especialmente en zona urbana, donde el año pasado fallecieron 232 peatones, el 62% del total. El atropello es mortal a altas velocidades. De ahí la importancia de reducir los límites de velocidad en ciudad. De esta forma, se disminuyen las posibilidades de sufrir un atropello y se reduce la gravedad de los accidentes’, ha querido destacar el presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA, Francisco Canes, en declaraciones a Actualidad Vial.

Tanto conductor como peatón pueden tener buena parte de responsabilidad en el accidente. Un reciente estudio realizado por la Fundación Mutua Madrileña revela que un 30% de los atropellos está causado por alguna conducta imprudente del peatón. Igualmente juega un papel importante la velocidad excesiva a la que va el conductor en ciudad. De hecho, el 70% de los atropellos se registran mientras el peatón está cruzando la vía de un lado a otro.

De entre las lesiones más frecuentes que presentan las personas que sufren un atropello y, afortunadamente, no fallecen como consecuencia del mismo, están las contusiones, que registran el 72% de las víctimas, y las fracturas, que sufren el 25%. Asimismo, un 3% de ellos sufren lesiones neurológicas. Este mimo estudio revela que más del 40% de las personas mayores de 60 años que sobreviven a un atropello presentan lesiones graves (fracturas y/o daño neurológico).

Y es que los peatones cuentan con un índice de letalidad superior. Concretamente, de 3,4 (casi el doble del índice que el resto de usuarios, que es de 1,6).

MAYORES, LOS MÁS PERJUDICADOS

Son precisamente los peatones de avanzada edad los que más atropellos sufren. El 54% de los peatones fallecidos tenía más de 64 años edad. ‘Es importantísimo que los conductores seamos conscientes de las limitaciones de muchos de nuestro mayores. Andan más despacio, no reaccionan igual ante imprevistos, tienen una percepción menor del riesgo… Debemos ser todavía más precavidos cuando observemos que la persona que va a cruzar es un niño o una persona mayor’, ha aconsejado el presidente de Asociación DIA, Francisco Canes.

DROGAS Y ALCOHOL EN LOS PEATONES

De las víctimas mortales analizadas por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forense,  el 51% de los peatones fallecidos en accidente de tráfico el pasado año habían consumido alcohol, drogas o psicofármacos, según la Memoria 2012. El incremento a lo largo de los años ha sido notable. En 2008 dieron positivo un 33% y en 2011 un 42%.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha decidido plantar cara a estos dos factores a través de la modificación de la Ley de Seguridad Vial y la reforma del Reglamento General de Circulación. En este sentido, se prohíbe la conducción con la presencia de drogas en el organismo y se establece la prueba salival, mediante dispositivo autorizado, como el medio preferente para detectar in situ la presencia de drogas en el organismo para su posterior análisis. Los conductores están obligados a someterse a esta prueba pero no son los únicos. Así, también estarán obligados los peatones que hayan cometido una infracción con independencia de si se han visto implicados en un accidente.

Los peatones que hayan consumido alcohol o drogas y se vean involucrados en un accidente de tráfico o hayan cometido una infracción tendrán que hacer frente a una sanción de 1000 euros. 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.