Comparte esta noticia:

La Secretaría de Estado de Seguridad, en colaboración con el Grupo de Investigación de la Agrupación de Tráfico, ha llevado a cabo la conocida como ‘operación Cruses’ contra el fraude y la apropiación indebida de vehículos. Tras nueves meses de investigación, la operación internacional se ha cerrado con 85 vehículos recuperados y 16 personas detenidas e imputadas. En total, se han analizado 37.640 vehículos con órdenes de búsqueda procedentes de distintos países de la Unión Europea.

Dieciséis personas han sido detenidas e imputadas y 85 vehículos robados en diferentes países europeos han sido recuperados en una operación realizada por la Secretaría de Estado de Seguridad, en colaboración con el Grupo de Investigación de la Agrupación de Tráfico. Los detenidos están acusados de estafa, receptación o apropiación indebida.

Los autores de estas actividades comercializaban legalmente en terceros países los vehículos,  que, con posterioridad, eran denunciados como robados o apropiados indebidamente en el país de origen. De esta forma resultaron estafadas las compañías aseguradoras así como los compradores de los vehículos.

Esta operación, denominada “Cruses”, es fruto de una intensa labor de investigación y coordinación de la Subdirección General de Sistemas de Información y Comunicaciones para la Seguridad (SGSICS) de la Secretaría de Estado de Seguridad con la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Fue en octubre de 2013 cuando se abrió una importante línea de investigación a raíz del cruce de información entre la Base de Datos de Señalamientos Nacionales (BDSN) con diversos vehículos registrados y matriculados en la Dirección General de Tráfico.

Al detectarse actividades irregulares, la Subdirección General de Sistemas de Información y Comunicaciones para la Seguridad informó de ellas al Grupo de Investigación de la Agrupación de Tráfico (GIAT) con el objetivo de evaluar la posible existencia de vehículos que, después de haber sido comercializados legalmente en terceros países, hubiesen sido denunciados como robados o apropiados indebidamente en el país de origen.

En el curso de esta investigación también han participado activamente la Dirección General de Tráfico, Jefaturas Provinciales, Delegaciones de Hacienda, ITVs, así como estamentos privados distribuidos por todo el territorio nacional.

En total, los investigadores han analizado 37.640 vehículos con órdenes de búsqueda en vigor procedentes de distintos países de la UE durante el periodo comprendido entre los años 2006-2012.

Del análisis total de los vehículos, se pudo comprobar la existencia de 233 vehículos matriculados en España con órdenes de búsqueda en sus países de origen (Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Grecia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía y Suecia) junto a otros 121 buscados en España. Esta labor de comprobación se realizó a través de la Oficina SIRENE.

La mayoría de los vehículos eran legalizados y comercializados en España con su documentación original, ya que en el momento de estas tramitaciones no pesaba ningún tipo de orden de búsqueda del vehículo.

 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.