Comparte esta noticia:

El fabricante Opel/Vauxhall hace pública una llamada a revisión a sus clientes de los modelos ADAM y Corsa entregados desde mayo de 2014. La marca ha detectado en una revisión rutinaria que alrededor de 8.000 de estos vehículos han sido fabricados con una parte del sistema de dirección que no cumplía con las especificaciones. Señalan que ‘por precaución y para evitar cualquier posible riesgo, estos coches no deben ser conducidos antes de realizarles la inspección’.

Dado que esta situación podría afectar a la seguridad, la compañía está tomando medidas inmediatas. Los propietarios de estos modelos pueden consultar en la página web española de www.opel.es o en www.opel.com, si su vehículo está afectado. Aquí tienen todas las instrucciones precisas, en caso de que su coche esté incluido en esta llamada. ‘Rogamos a los clientes que se vean afectados que contacten inmediatamente con Opel/Vauxhall’, indica la nota de prensa difundida por el fabricante.

La compañía ha sido consciente de este posible riesgo durante un control rutinario de calidad en la planta de producción de vehículos. En este sentido, la empresa confirma que no tiene conocimiento de ningún accidente o lesión relacionada con esta situación.

Los clientes que tengan preguntas adicionales pueden obtener atención inmediata a través de un número de teléfono directo que se publicará lo antes posible en la web.

 

LINK para consultar si su vehículo está afectado: OPEL

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.