Comparte esta noticia:

Según nuevos datos de la auditoría de la Asociación Española de la Carretera (AEC), el 42% de las carreteras de España tiene obstáculos situados en los márgenes de la calzada que no se encuentran debidamente protegidos.  Árboles, postes de alumbrado, vallas publicitarias, obras de fábrica (desmontes, cunetas, desagües, alcantarillas, pasos de peatones, pasos de fauna, muros, pilares de los puentes, etc.), son elementos que suelen estar ubicados a uno y otro lado de las carreteras y que, de producirse una salida de vía por cualquier circunstancia, pueden resultar fatales para los ocupantes del vehículo afectado en caso de colisión.

Desde AEC indican que según la normativa técnica que rige al respecto, en estas circunstancias la primera actuación ha de pasar por el desplazamiento, modificación o eliminación del obstáculo. De no ser posible, es imprescindible su protección mediante los sistemas de contención adecuados.

Recordemos que la pérdida del control del vehículo y la consiguiente salida de la vía estuvieron presentes en el 20% de los accidentes con víctimas registrados en 2012. Es la principal causa en el 35% de los fallecidos y el 25% de los heridos graves.

¿Qué obstáculos deben ser protegidos?

Según la Orden Circular 28/2009, se consideran elementos o situaciones potenciales de riesgo los siguientes: Báculos de iluminación, elementos de sustentación de carteles, pórticos y banderolas, postes SOS, pantallas anti ruido, las carreteras o calzadas paralelas, los muros, edificios, cimentaciones y elementos del drenaje superficial (arquetas, impostas, etc.), los accesos a puentes, túneles y pasos estrechos, los elementos estructurales de los pasos superiores, las cunetas, los desmontes y los terraplenes.

Todos ellos requieren, por tanto, la debida protección mediante sistemas de contención adecuados, remarcan desde la asociación, quienes inciden en que 2013 ha sido un ‘año negro para las carreteras españolas’. La auditoría de la AEC revela que una de cada cuatro señales de código no garantiza una correcta visibilidad de noche o en condiciones climáticas adversas; que el 72% del firme presenta grietas en la rodada; y que casi en la mitad de la red se encuentran obstáculos sin proteger, muy peligrosos en caso de salida de la calzada.

 

(Imágen de la Asociación Española de la Carretera)

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.