Comparte esta noticia:

En 2012 fue cazado conduciendo bajo los efectos del alcohol y superando la velocidad establecida; y ahora ha sido sorprendido conduciendo a pesar de tener el carnet de conducir retirado con motivo del anterior delito. El piloto valenciano de Moto GP, Héctor Bárberá, de tan solo 27 años, ha sido detenido en un control rutinario por la Policía Local de Valencia por conducir sin permiso. La sanción impuesta bajo conformidad ha sido de 3.600 euros. Desde la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA han querido mostrar su disconformidad con la condena. Consideran que la multa es ‘insuficiente’ y que debería haber sido acompañada de Trabajos en Beneficio a la Comunidad.

El piloto de Moto GP tenía suspendido el carné de conducir durante dos años y dos meses al ser sorprendido en 2012 conduciendo bajo los efectos del alcohol. Sin embargo, esto no le ha impedido volver a ponerse al volante. Este último delito contra la seguridad val le ha supuesto una condena de 10 meses de multa con una cuota diaria de 12 euros, es decir, 3.600 euros. Así se ha decidido en el juzgado de instrucción número 16 de Valencia en juicio rápido. El piloto ha reconocido los hechos y se ha alcanzado conformidad.

‘Consideramos que la condena no debería haber sido solo económica, ya que esta cantidad no le supone ningún esfuerzo a una persona de su nivel; y que debería haber sido acompañada de Trabajos en Beneficio a la Comunidad’, ha destacado el presidente de DIA, Francisco Canes, en nota de prensa. Y es que, añade que ‘esta sanción no le va a suponer ningún esfuerzo económico y que no se va a conseguir el objetivo principal que se le presupone a las sanciones’.

Por este motivo, desde DIA opinan que, además de la multa económica, se tendría que haber impuesto una sanción que le conllevara un mayor esfuerzo personal, como son los trabajos en beneficio a la comunidad. ‘El objetivo principal debe ser cambiar una conducta. El piloto valenciano tiene que tomar conciencia de la responsabilidad de sus actos. Debe saber que su conducta irresponsable podría haber acarreado terribles consecuencias, ya no solo para él, sino también para  el resto de usuarios de la vía’, ha remarcado Francisco Canes.

Por último, el presidente de la asociación ha querido recordar a Héctor Barberá que la carretera no es un circuito de competición. ‘Aquí hay unas normas que hay que cumplir. No se trata de ganar o perder. Están en juego miles de vidas’, ha concluido.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.