Comparte esta noticia:

El juzgado penal 2 de Lleida ha condenado a pagar una multa de 1.080 euros a un conductor que arrolló a un grupo de 4 ciclistas en Vallfogona de Balaguer (Noguera) causando la muerte de dos de ellos y a tres años de retirada del carnet de conducir. Desde la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA han mostrado su preocupación por la que consideran ‘una nueva sentencia judicial que muestra, una vez más, lo terriblemente barato que resulta matar a una persona con un coche en este país’. El juez indica que el motivo del siniestro es una distracción, hecho por el que se considera infracción leve. El abogado de una de las víctimas ya ha anunciado que recurrirá la sentencia.

El juez ha considerado los hechos como constitutivos de dos faltas por imprudencia leve con resultado de muerte y otras dos con resultado de lesiones. Sin embargo desde la fiscalía se solicitaba 4 años de prisión por dos delitos de homicidio por imprudencia grave.

Los hechos ocurrieron en febrero de 2012, cuando el conductor que circulaba por la carretera C-13, en una recta y adelantando a los ciclistas, se ‘distrajo’ al oír caer una mochila que se encontraba en el interior del vehículo. El conductor se desvió de la trayectoria y se introdujo en el carril derecho y arcén, invadiendo a los ciclistas que circulaban correctamente.

Los abogados de la familia de uno de los fallecidos han indicado que recurrirá la sentencia. Y es que consideran que no se ha tenido en cuenta que el conductor circulaba con exceso de velocidad y que incumplió la distancia de seguridad requerida para adelantar a ciclistas.

Por su parte, desde la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA han calificado la multa de ‘insignificante’. ‘Sentencias como la que acabamos de ver muestran que sigue siendo muy barato matar a una persona con el coche en España. Un siniestro de estas características, con dos fallecidos, no debería quedar en una simple sanción económica’, ha indicado Francisco Canes, presidente de la asociación. De hecho, califican de ‘extraña’ la versión del conductor según la cual todo fue por una distracción. ‘Hablamos de una recta y donde no habría motivo alguno para que se produjera esta caída’, señalan.

‘Creemos que no han contado con aspectos como el exceso de velocidad. Aunque la superación de la velocidad no era excesiva, debemos tener en cuenta que los conductores deben tener especial cuidado cuando adelantan a ciclistas, colectivo especialmente vulnerable. En estos casos, los conductores deben reducir la velocidad para no asustar y provocar altercados. También debe valorarse si el conductor respetaba la separación adecuada entre coche y ciclistas (1,5 metros)’, añaden desde DIA.

 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.