Comparte esta noticia:

El subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera, y el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, han firmado un convenio de colaboración para fomentar el uso del cinturón de seguridad en los transportes colectivos de personas con motivo de desplazamientos deportivos. Durante el acto han indicado que desde el 20 de octubre de 2007 no se matricula ningún autobús que no lleve instalado cinturones de seguridad, según consta en el Real Decreto 445/2006. Las buenas prácticas recomiendan el uso de sistemas de retención en todos los casos y vehículos.

Según el convenio firmado este jueves 23 de octubre de 2014, el Consejo Superior de Deportes (CSD) se compromete, a través de las Federaciones Deportivas Españolas, a condicionar el abono de las subvenciones para desplazamientos a que los transportes colectivos de los deportistas se realicen con autobuses que vayan provistos de cinturones de seguridad.

Por su parte, la Dirección General de Tráfico (DGT) difundirá esta buena práctica a través de campañas de comunicación, haciendo especial referencia a este convenio con ocasión de las campañas de control y vigilancia del uso del cinturón que anualmente programa la DGT, así como en la realización de otro tipo de acciones.

Además, ambas instituciones han acordado la creación de una Comisión de Seguimiento constituida por un representante de cada una de las partes para resolver los problemas de interpretación y cumplimiento que se deriven del presente convenio.

El cinturón de seguridad es obligatorio para los nuevos autobuses desde el 20 de octubre de 2007. Recordamos que es obligatorio su uso por el conductor y los pasajeros de más de tres años de edad de los asientos equipados con cinturones de seguridad u otros sistemas de retención homologados de los vehículos destinados al transporte de personas de más de nueve plazas, incluido el conductor.

De esta obligación deberá informarse a los pasajeros por el conductor del vehículo, por el guía o por persona encargada del grupo, a través de medios audiovisuales o mediante letreros o pictogramas, de acuerdo con el modelo que figura en el anexo IV, colocados en lugares bien visibles de cada asiento.

 

 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.