Comparte esta noticia:

En España un 10% de titulares de permisos de conducción censados corresponden a personas mayores de 65 años, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Esta cifra ha ido aumentando en los últimos años hasta alcanzar los 2.300.000 conductores, incrementándose en un 25% el kilometraje medio anual realizado por conductores mayores de 65 años en los últimos diez años.

Dentro de los numerosos estudios realizados en el campo, hay que destacar el realizado por Fundación Mapfre, del que se desprende que una gran mayoría, el 81% de los encuestados considera que la educación vial para mayores es insuficiente o prácticamente inexistente.

Algunos datos de interés: el 50% de las personas encuestadas prefieren conducir por autopista o autovía; afirman que lo que más estrés les causa en la conducción es conducir por la  noche (43%),  así como las condiciones climatológicas adversas (25%). De hecho, el 75% prefiere conducir acompañado.

 

 

El informe indica que los mayores de 65 años son conductores responsables y cautos, que en un 91% utilizan siempre el cinturón de seguridad y que un 96% reconoce revisar su vehículo de manera tanto periódica como obligatoria. Igualmente, un 63% de la población encuestada reconoce estar pendiente de si la medicación que toman afecta a la conducción y, en caso de que así sea, no conducen.

Entre los datos más significativos y sobre los que hay que incidir, destacan que un 44% reconoce no estar al día de cambios de señales y de nueva normativa de Tráfico; y que un 87% afirma que nota disminuida alguna de sus capacidades. La capacidad que reconocen más deteriorada es la vista, el 45%, seguida de la agilidad y reflejos, el 25%, y el oído un 17%. Así,  el 67% de la muestra reconoce que con los años ha sufrido cambios en la conducción referentes a pérdida de reflejos, a sentirse más inseguro y más lento, frente a un 33% que dice sentirse igual.

Los mayores quieren considerarse y que se les considere útiles, mantenerse activos e independientes y que, para todo ello, conducir es un aspecto muy importante. Por ello, se incide en la importancia de trabajar desde Centros de mayores, de Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, IMSERSO, Residencias de Mayores, etc… todos los aspectos de seguridad vial relativos a mayores de 65 años. Por ello, se proponen campañas de información, formación y prevención con equipos multidisciplinares para abordar aspectos físicos y psicológicos de cambios debido a la edad por parte de médicos y profesionales; aspectos psicológicos de autoestima asumiendo las limitaciones de la edad con un talante positivo; aspectos médicos de incidencia de la farmacología; aspectos de educación vial en nuevas normativas y señales…

Pueden acceder al estudio completo en el siguiente link: Seguridad Vial para Mayores

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.