Comparte esta noticia:

Aunque desde la Dirección General de Tráfico (DGT) se ‘abrace’ la idea de hacer puentes de comunicación entre médicos y Jefaturas Provinciales,  se ha matizado el planteamiento del director del Servicio Catalán de Tráfico (SCT), Joan Josep Isern,  de retirar temporalmente el permiso de conducir a aquellas personas que sean adictas al alcohol y las drogas o que se estén sometiendo a un tratamiento con psicofármacos. ‘La manera en que se ha transmitido ha sido de una inmediatez y de una ejecución que ni pueden ser, porque el Servei no tiene capacidad de revocar permisos de conducción, ni son de carácter inmediato’, ha indicado María Seguí, directora de la DGT. Así, ha recordado que el sistema para que un sanitario informe a Tráfico respecto a la inconveniencia de que una persona mantenga su permiso existía ya.

‘Para ese colectivo de alto riesgo, el infractor repetidor, la sanción administrativa o penal no es suficiente’, reconoce la directora de la DGT a la hora de valorar la medida planteada por el SCT. En este sentido, ha señalado que ‘el que una persona tenga un problema de salud de esas características y que automáticamente se le retire el carné, media un trecho’, ha señalado.

La responsable de la DGT ha recordado que actualmente los médicos ya pueden comunicar a Tráfico si consideran oportuno o no que un paciente siga conduciendo. ‘Lo que hemos hecho ha sido reactivar el mecanismo, facilitarlo y hacerlo más accesible y hacer una campaña de educación a los propios sanitarios para que hagan más uso de una herramienta que ya estaba. Otra cosa es lo que cueste o no cueste eliminar reticencias para que esa comunicación sea más fluida’, ha apuntado.

En esta línea, ha abogado por establecer ‘puentes de comunicación para que Sanidad pueda comunicar a DGT acerca de una persona con dificultades, con problemas que puedan inhabilitar su conducción y  que también la DGT pueda informar a Sanidad cuando en repetidas ocasiones y tras repetidas infracciones detectemos que un persona tiene un problema, que es siempre el mismo, como puede ser conducir bajo los efectos del alcohol o conducir tras haber ingerido drogas’.  

Por último, la directora de Tráfico ha señalado que actualmente los facultativos cuentan con el respaldo legal necesario para realizar estas comunicaciones. ‘En estos momentos es perfectamente legítimo que un médico que detecta que un paciente debe dejar de conducir por motivo de la patología que fuere comunique, bajo los más estrictos criterios de confidencialidad, esa circunstancia. Eso no es una problemática. Otra cosa es consentimientos o lo que les guste hacer o no’, ha señalado. 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.