Mar Cogollos, directora de AESLEME (Asociación para el estudio de la lesión medular espinal): ‘No parecen obedecer a intereses y criterios basados en la seguridad vial’

Comparte esta noticia:

La nueva Ley de Seguridad Vial, redactada para que puedan ejecutarse, posteriormente, los consiguientes cambios en el Reglamento de Circulación, trae consigo ciertas novedades con las que no puedo estar del todo de acuerdo, pues no parecen obedecer a intereses y criterios basados en la seguridad vial.

Foto Mar3A lo largo de 2013, ya entramos en el debate sobre aumentar la velocidad a 130km/h en determinados tramos y quedó claro nuestro punto de vista, que incluye el desacuerdo sobre que se haya endurecido la norma contra el uso del alcohol al volante –que, por supuesto yo apoyo, pues soy partidaria de al volante 0,0 alcohol-, pero no contra la velocidad: la multa por ir a 150 km/h seguirá suponiendo 50 euros (pronto pago) y no conllevará la retirada de puntos. Los estudios demuestran un aumento en la gravedad de la lesiones  a mayor velocidad y solo esperamos que aquellos tramos que consideren óptimos para este aumento del límite a 130km/h, estén auditados adecuadamente; los paneles variables ofrezcan una información clara y no confundan al ciudadano y sean los mínimos tramos posibles.

Y sobre el uso obligatorio del casco para los ciclistas en ciudad, que parece que se va a fijar para los menores de 16 años, yo me pregunto ¿qué diferencia hay, en cuanto a lesiones me refiero, entre una caída de la bici de un joven de 15 y otro de 17 años con o sin casco? Y ¿es un buen modelo que el padre salga a montar en bici con su hijo de 14, uno sin casco y otro con él?

En cuanto a otro punto que ha creado bastante polémica, aquel que pasará a responsabilizar al conductor que atraviesa un coto de caza y que atropelle a un animal, aunque circule respetando las normas, creo que puede generar casos de desamparo cuando dicho conductor sufra lesiones graves o fallezca, y parece que el cambio obedece más a la presión del sector cinegético que a la intención de proteger a los automovilistas.

Sí soy partidaria de la nueva disposición por la que se facilita el intercambio transfronterizo de información sobre infracciones de tráfico, pues España es un país turístico y los extranjeros deben respetar también las normas, además, ellos forman parte, en caso de accidente, de nuestras cifras de víctimas cuando están en España, cifra que queremos continuar bajando año tras año.

Igualmente, me parece positiva la creación del Registro Nacional de Víctimas de Accidentes de tráfico, que permita disponer de la información necesaria para determinar las causas y circunstancias del accidente, pero espero que también registre, en caso de que se produzcan heridos graves, qué tipo de lesiones se han producido, coordinándose con Sanidad, y que queden reflejados los nuevos casos de lesiones irreversibles.

Comparte esta noticia:

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.