Los heridos en accidentes de tráfico, los grandes desconocidos

Comparte esta noticia:

Reducir las víctimas mortales de tráfico es, sin duda, el principal objetivo de las políticas de seguridad vial. El gran reto a conseguir: cero fallecidos en las carreteras. Sin embargo, muchas veces olvidamos o damos menos importancia de la que se merecen a los heridos graves y leves en este tipo de siniestros. Personas que han visto su vida truncada por una lesión permanente que ha afectado a su vida personal, laboral y social. El año 2012 finalizaba con un total de 10.444 heridos graves y 105.446 heridos leves en un total de 83.115 accidentes con víctimas (1.903 fallecidos). Porque todos los afectados en un accidente de tráfico cuentan, hoy queremos hacer hincapié en la importancia de estos heridos.

Mientras que los heridos graves se han reducido un 8%, el número de heridos leves ha crecido un 1%. La principal diferencia entre ambos reside en el ingreso. Hasta ahora, herido grave es aquél que permanece más de 24 horas hospitalizado (no se distingue entre la gravedad de sus lesiones), mientras que el herido leve es aquél que no requiere de ingreso.

Desde Tráfico se ha reconocido un fallo en el registro de estos heridos. ‘Nuestra pirámide solo representa una fracción del problema’ a la hora de comparar la información con fuentes sanitarias, indicaba María Seguí, directora de la Dirección General de Tráfico (DGT). Según partes policiales, por cada fallecido hay cinco heridos graves y 55 heridos leves. Sin embargo,  según fuentes sanitarias, por cada fallecido hay doce heridos hospitalarios y 276 heridos leves.  Así, destacaba ante la prensa la importancia de ‘acceder a esos archivos hospitalarios para investigar con rigor por qué se lesionan’, indica la responsable de Tráfico. Y es que la diferencia es más que notable.

¿CUÁL ES EL PERFIL DEL HERIDO GRAVE Y QUÉ LESIONES SON LAS MÁS FRECUENTES?

Según datos de Tráfico, el 71% de los heridos graves en 2012 fueron hombres, el 63% eran conductores y el 41% era mayor de 45 años. A esto hay que añadir que el 68% de los accidentes tuvo lugar de 8 de la mañana a 8 de la tarde; el 69% de lunes a viernes y el 80% de septiembre a junio, lo que indica la importancia de la importancia de actuar sobre la seguridad vial en el entorno laboral.

En lo que respecta a las lesiones, el tórax, pierna y tobillo, y lesiones cerebrales son las heridas más frecuentes en las personas hospitalizadas que sobreviven. Añadir que el 58% son fracturas y el 17% son lesiones internas (9% de ellas cerebrales).

Es alarmante observar que durante 2012 hubo 2.459 fracturas de columna vertebral, 204 fracturas de médula espinal, 29 amputaciones de extremidades inferiores y 53 amputaciones de extremidades superiores por accidentes de tráfico.

NUEVA DEFINICIÓN DE HERIDO GRAVE

Al igual que en el resto de Europa, Tráfico utilizará un nuevo sistema que permitirá clasificar la gravedad de los accidentados según una escala de 6 niveles. Se trata de la denominada AIS  (Abbreviated Injury Scale). Este sistema es utilizado a nivel internacional  y va a ser que el que se utilice en toda la Unión Europea.

El objetivo es clasificar los accidentes de manera objetiva y con criterio. De esta forma, se diferenciará las lesiones por niveles. Así habrá desde lesiones menores (nivel 1) hasta las de gravedad máxima (nivel 6).  Por ejemplo, un esguince cervical se clasificaría cono un AIS 1; mientras que una fractura de la base del cráneo pasaría a ser nivel 4.

Actualmente, si una persona pasa más de 24 horas hospitalizada, aunque sea como precaución, contabiliza como un herido grave aunque no haya sufrido lesiones significativas.

Según este nuevo sistema, el año 2011 habría terminado con 6.044 heridos graves, frente a los 22.102 heridos registrados por altas hospitalarias o los 11.347 heridos graves según datos policiales.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.