Comparte esta noticia:

La Universidad Internacional de Valencia (VIU) ha publicado un estudio comparado sobre la siniestralidad laboral en Europa y América Latina. En España, el aumento de accidentes laborales en 2015 se manifiesta en todos los sectores.

La Organización Internacional del Trabajo afirma, a partir de datos de 2013, que a nivel mundial “cada 15 segundos, un trabajador muere a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo” y, en ese mismo intervalo de tiempo, “cada 15 segundos, 153 trabajadores tienen un accidente laboral”. Lo que implica que cada día mueren 6300 personas a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo en el mundo.

En lo referente al caso español, durante 2015 se han producido un total de 449223 accidentes de trabajo, frente a los 417377 que se produjeron en 2014. Según las conclusiones del propio informe de la VIU, titulado Siniestralidad Laboral en Europa y Latinoamérica: Una Visión Comparada, “el mayor número de accidentes mortales tenía como causa principal la utilización de métodos de trabajo inadecuados, la ausencia de vigilancia competente, el diseño inadecuado del trabajo, y la no identificación del/los riesgo/s que han materializado el accidente así como la formación/información inadecuada o inexistente sobre riesgos o medidas preventivas“.

En este sentido, partiendo de la idea de que la prevención debe planificarse y diseñarse en cualquier sector productivo e independientemente del puesto de trabajo, es especialmente importante atender a aquellos sectores de producción que se consideran peligrosos. Tal y como se desprende del desglose por sectores, el sector de la construcción es el más peligroso en nuestro país, al tener un índice de incidencia mayor al del resto de sectores. Este concepto de índice de incidencia lo definen como: “el número de accidentes con baja dentro de la jornada laboral en relación con el número medio de personas expuestas al riesgo“.  Esto significa que, atendiendo al número de personas que trabajan en este sector, hay una mayor proporción de casos de accidentes de trabajo o de enfermedad profesional en el sector de la construcción con una incidencia del 6,6% frente a la del 2,5% del sector servicios.

GraduaciónVIU-6

 

Sin embargo, pese a que el sector servicios es el que menos proporción de siniestralidad laboral tiene respecto al número de trabajadores, es el sector que más accidentes tiene en números absolutos debido a que se trata del sector que tiene más trabajadores con diferencia: hay casi diez veces más accidentes en este sector que en el agrario . Se vislumbra también de estos datos, al compararlos con los de 2014, que ha habido un aumento en el índice de incidencia de accidentes en todos los sectores productivos. Esto implica que la razón del aumento de accidentes laborales no tiene nada que ver con que haya un cantidad menor de desempleo ya que estos índices están ajustados proporcionalmente a la cantidad de trabajadores.

Las expertas en siniestralidad laboral que han elaborado el informe, Cristina Gabarda Méndez y Nuria Cuevas Monzonís, concluyen que: “es clave llevar a cabo una correcta planificación de la prevención desde el momento mismo del diseño del proyecto empresarial para que de esta manera sea eficiente su aplicación”. Partiendo del objetivo de reducir la siniestralidad laboral y contribuir a la mejora de la calidad del empleo es importante “realizar la evaluación inicial de los riesgos inherentes al trabajo y su actualización periódica a medida que se alteren las circunstancias, desarrollar la ordenación de un conjunto coherente y globalizador de medidas de acción preventiva adecuadas a la naturaleza de los riesgos detectados y el control de la efectividad de dichas medidas”.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.