Comparte esta noticia:

El binomio alcohol/drogas y conducción es uno de los aspectos de la seguridad vial que más preocupa en la Unión Europea, ya que alrededor del 25% de todas las muertes en carretera de Europa están relacionadas con  este factor. Con el objetivo de reducir estos datos, desde la Dirección General de Tráfico (DGT) realizará más de 25 mil controles diarios de alcohol y drogas en todas las carreteras españolas y a cualquier hora.

Tráfico intensificará los controles de alcohol y drogas desde este lunes 15 hasta el próximo 21 de diciembre. El objetivo principal es evitar que los conductores que hayan ingerido estas sustancias se pongan al volante, más si cabe en una época del año en la que se incrementan las comidas y cenas con amigos y familiares y en las que el alcohol y/o drogas  suele estar presente. Se pondrá especial énfasis en los colectivos policonsumidores,  aquellos conductores que se ponen al volante y que consumen habitualmente alcohol y/o drogas.

En España, según la memoria anual que el Instituto Nacional de Toxicología (INTCF), en 2013  cuatro de cada diez conductores fallecidos en accidente de circulación resultaron positivo en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol. En concreto de los 557 conductores fallecidos en accidente de circulación y analizados por el INTCF, 240, (43,09%) resultaron positivos en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol.

En lo referente a peatones, de los 161 peatones fallecidos y analizados en el INTCF, el 44,10%  de ellos (71) presentaron resultados positivos en sangre a drogas y /o psicofármacos y/o alcohol.

Lo cierto es que Tráfico ya persigue las imprudencias al volante en lo que se refiere a alcohol y drogas. Así, durante los años 2013 y 2014, 190.000 conductores han sido sancionados por vía administrativa por alguna infracción relacionada con la ingesta de alcohol o drogas por encima de las tasas previstas. 10.000 de ellos eran reincidentes. Es decir que fueron sancionados en más de una ocasión en este periodo por este tipo de infracción.

Igualmente, en este periodo 20.000 conductores han perdió la totalidad de puntos de su carnet por alguna sanción relacionada con el alcohol y las drogas y 1.000 conductores lo han perdido dos veces. Además, a 50.000 conductores se les ha suspendido temporalmente por vía judicial su permiso para conducir. A otros 350 se les ha retirado para siempre.

HASTA 1000 EUROS DE SANCIÓN

Recordamos que los conductores reincidentes, tomados como tales aquellos que hubieran sido sancionados en el año inmediatamente anterior por dar positivo a alcohol,  deben afrontar una sanción de 1.000 € y la detracción de 6 puntos. Este misma sanción y detracción de puntos se aplica también a aquellos conductores que circulen con una tasa que supere el doble de la permitida.

Para los no reincidentes y para los que den un tasa entre 0,25 y 0,50 mg/l la  sanción es de 500 € y la detracción de 4 puntos.

En el caso de las drogas, la ley prohíbe conducir con presencia de drogas en el organismo del conductor, quedando excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica. Esta infracción catalogada como muy grave está castigada con una sanción de 1.000 € y la retirada de 6 puntos.

Además de la sanción administrativa, el Código Penal recoge en su capítulo IV los delitos contra la seguridad del tráfico, entre los que se incluye la conducción con exceso de alcohol o bajo la influencia de drogas, cuyas penas son: (Cuadro de la DGT)

delito alcohol y drogas

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.