Comparte esta noticia:

La Dirección General de Tráfico (DGT) continuará este fin de semana, que empieza el 28 de mayo, la campaña y vigilancia en las carreteras frecuentadas por cicilistas y motoristas que empezó el fin de semana anterior.

Esta campaña de concienciación de la DGT versa sobre la responsabilidad que los distintos usuarios de la vía tenemos, realizando una conducción respetuosa con el resto de usuarios, en especial con los vehículos de dos ruedas (motoristas y ciclistas) que son los más vulnerables. Durante el año anterior, 42 ciclistas y 219 motoristas fallecieron en vías interurbanas como consecuencia de accidentes de tráfico. En estos primeros 5 meses de este año ya han fallecido 11 usuarios de bicicleta y 51 usuarios de moto sin contar los fallecidos en vías urbanas.  Para ello, se incrementará la presencia de los agentes de Tráfico en los tramos de carreteras que habitualmente son transitados por motoristas y ciclistas, para vigilar que la convivencia de estos tipos de ciclos con  el resto de vehículos sea la adecuada. 

En lo relacionado con la bicicleta, según el barómetro de la Bicicleta, 6 de cada 10 españoles desconoce la normativa sobre circulación de bicicletas, incluidos 4 de cada 10 usuarios habituales de bici, motivo por el cual, durante la campaña, los agentes recordarán a aquellos conductores que paren e identifiquen las normas a cumplir, tanto si es conductor de una bicicleta, moto o si se de un conductor de cualquier otro vehículo. El vehículo que adelante a un ciclista o conjunto de ellos, debe realizarlo ocupando parte o la totalidad del carril contiguo o contrario de la calzada, pudiendo rebasar la línea continua, siempre en condiciones de seguridad y guardando una distancia de seguridad mínima 1,5 metros.

motorcycle-rider

La DGT recuerda que las motos, que representan aproximadamente el 10% del parque automovilístico, son especialmente vulnerables. El riesgo de fallecer en un accidente de tráfico es “17 veces mayor en moto que en coche“, señalan el organismo. Por otro lado, el 95% de las víctimas mortales en accidente de tráfico en las que está implicada una moto, el fallecido es el propio motorista.Otro dato significativo es que pese a que el uso del casco es obligatorio tanto en vías urbanas como en interurbanas, en 2015, 9 de las personas fallecidas que circulaban en moto no hacían uso de este dispositivo de seguridad, objeto que en muchas ocasiones evita la muerte.

En los últimos años el uso de vehículos de dos ruedas ha ido en aumento, especialmente el de bicicletas, pero no ha ido de una mayor tolerancia y empatía en la carretera. La ignorancia de la norma y la falta de respeto tienen consecuencias dramáticas: razones de peso para mejorar la convivencia entre las dos y cuatro ruedas.

 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.