Comparte esta noticia:

Con el objetivo de evitar la competencia desleal e incidir en la seguridad del transporte, la Comunidad de Madrid ha anunciado que controlará a más de 70 mil vehículos. El plan va a  incidir, entre otros, en el control de los excesos de carga y en la vigilancia de las horas de conducción y la minoración de los descansos. Además, este año se incidirá en la realización de determinadas actuaciones en el aeropuerto de Madrid Barajas para evitar la actividad de los “taxis pirata” y, como novedad, controlará la correcta aplicación de la tarifa fija. Asimismo, incluirá una colaboración con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social dirigida a controlar las condiciones laborales de los profesionales del transporte, para lo que ambos organismos trabajarán conjuntamente en dos campañas.

Así lo ha explicado el consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Pablo Cavero,  durante su asistencia a un pesaje de camiones en una de las básculas fijas de las que dispone la Comunidad de Madrid en Venturada. El consejero ha destacado que esta colaboración se suma a las que ya viene desarrollando la Comunidad de Madrid con otras administraciones, como la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil  o las Policías Locales, para garantizar la seguridad vial en las carreteras y vías urbanas de la región y el correcto ejercicio de las diferentes actividades relacionadas con el transporte profesional. Dentro de esta colaboración, la Comunidad de Madrid tiene cedidos al Sector Madrid de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil cuatro vehículos, acondicionados como oficinas móviles, para que puedan realizar inspecciones en ruta. 

Respecto a los objetivos del Plan de Inspección del Transporte para 2014, Cavero ha indicado que el plan va a incidir en el control de los excesos de carga y en la vigilancia de las horas de conducción y la minoración de los descansos.  El Plan incluye la realización tanto de controles ordinarios como de campañas extraordinarias. Dentro de las especiales, está prevista la realización de campañas de transporte de escolares, de trabajadores, de mercancías peligrosas, de mercancías perecederas y resto de alimentos y de viajeros en vehículos de menos de 9 plazas, en las que se controlarán 8.000 vehículos. 

En lo que se refiere a los controles ordinarios, el objetivo es inspeccionar  unos 36.000 vehículos. Asimismo, se realizarán controles coordinados con el Ministerio de Fomento y las Comunidades Autónomas limítrofes con el objetivo de controlar otros 1.000 vehículos. 

Como novedad, se realizarán actuaciones en el aeropuerto o se colaborará con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social para evitar la competencia desleal entre empresas en un sector especialmente sensible a la crisis y la precariedad laboral con un control de la tarifa fija al aeropuerto. Además, dentro de estas actuaciones se controlará tanto a los vehículos que carecen de autorización de transportes, como los que tienen autorización residenciada en otra Comunidad Autónoma e incluso los vehículos particulares, “taxis piratas”, que actúan en dicho aeropuerto ofreciendo y prestando servicio de transporte de viajeros. 

A continuación, Cavero ha recordado que el Gobierno regional cuenta con una lectora de matrículas en movimiento, que permite comprobar si un vehículo determinado dispone de la autorización necesaria para realizar esa actividad sin necesidad de detenerlo. 

Además de las inspecciones en ruta, la Comunidad de Madrid realiza controles a las empresas afectadas por la legislación de transporte. El objetivo es detectar posibles conductas anómalas (dirigidas, por ejemplo, a reducir costes de manera ilícita) y garantizar el cumplimiento de la normativa en vigor, influyendo en la competencia entre empresas y en la seguridad para todos los usuarios de estos servicios. Se quiere conseguir que 2014 se hayan realizado un total de 1.600 inspecciones a empresas. También se inspeccionarán los datos del tacógrafo relativos a 92.000 jornadas de conducción correspondientes a 3.700 conductores de 700 empresas.

Por último, el Plan incluye la inspección de los centros en los que se imparte esta formación y la participación del personal técnico del Área de Inspección del Transporte en la formación directa de las Policías Locales de diferentes municipios de Madrid. Además, participarán en los cursos que imparta el Ministerio de Fomento sobre transporte por carretera, dentro de la línea de colaboración institucional que mantiene el Gobierno regional.  

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.