Comparte esta noticia:

El pasado martes 15 de marzo se celebró la I Edición del Curso de Conducción Segura y Prevención de Accidentes que organiza Fundtrafic.

La cita comenzó puntualmente a las 8 de la mañana en las instalaciones del centro de exámenes de la DGT en Alcalá de Henares, tras la previa recepción de los alumnos. Fundtrafic, en colaboración con los instructores de Encar, formaron durante 8 intensas horas a representantes de distintas empresas: Michelin, Schindler, Gas Natural, Prosegur, Cymimasa, Salvesen Logística e Ibermutuamur.

Fundtrafic cree que sólo se podrán alcanzar los ‘accidentes cero’ si el tejido empresarial se suma a todo el trabajo que queda por hacer en educación vial. Si se logra involucrar a los responsables de la seguridad y del bienestar de la plantilla dentro de las empresas ya se estará ganando mucho. La idea es que a través del curso estos responsables de Prevención de Riesgos Laborales, de RRHH, de Responsabilidad Social Corporativa, etc. se conciencien de la necesidad de dar formación en seguridad vial a sus empleados.

Contenido práctico

El curso es eminentemente práctico, y esto es algo que motiva a los alumnos a fijar los conocimientos que se van explorando acerca de la conducción. En el mismo se dan instrucciones para conocer y adaptar nuestra postura a la posición correcta de conducción y se proporcionan técnicas de utilización del volante. Cada explicación teórica se ve después reflejada y potenciada con la práctica, en este caso comenzamos haciendo eslalon -esquivando con los coches hileras de conos-.

Pruebas en pista

También se explica el trazado de curvas, aprendiendo sobre la   pista a detectar el punto de salida a partir del cual se puede comenzar la aceleración, una herramienta muy útil cuando transitamos carreteras de doble sentido o puertos de montaña donde la visibilidad es casi nula en las curvas.

Por último, se experimenta la frenada de emergencia sobre asfalto mojado (con y sin ABS) y el control sobre superficies deslizantes (subviraje y sobreviraje). Esta actividad es relevante para percibir la completa pérdida de control a la que nos sometemos cuando entramos, por ejemplo, en una curva mojada un poco más rápido de la cuenta -en esta prueba en pista no se superan los 30km/h-. En la mayoría de las ocasiones los coches giraron sobre su eje involuntariamente unos 180º.

Pruebas en pista

 

– Artículo completo

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.