Comparte esta noticia:

Las principales centrales sindicales, CC.OO. y U.G.T., señalan que en España, cada, hora se producen hasta 400 siniestros en el ámbito del trabajo y cada semana fallecen 10 personas por accidente laboral. Muchos de estos accidentes son de tráfico, vinculados a traslados hacia el ámbito laboral o en el desarrollo de la propia actividad laboral.

El día 28 de abril, como todos los años, es el “Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo”. La O.I.T. desde el año 2003 marca esta fecha en el calendario pero su origen se remonta a una reivindicación sindical: desde 1996, el 28 de abril es también el “Día Internacional en Memoria de los Trabajadores Fallecidos y Heridos”. Este año el lema que lanza la O.I.T. es “Estrés en el Trabajo: Un reto colectivo”. Con motivo de este día, CC.OO. y U.G.T. han elaborado un informe sobre la situación de la siniestralidad laboral en estos primeros meses de 2016 y en los años precedentes.

Este estudio nos muestra que en 2015 se produjeron más de 1.200.000 accidentes en el trabajo que causaron 608 fallecidos y 518.000 bajas laborales. El impacto de tales datos es que la siniestralidad mortal se ha incrementado hasta el 9,1 % desde 2012.También se han facilitado los accidentes contabilizados entre enero y febrero de 2016 en dicho estudio; un total de 189.182, que suponen 400 siniestros a la hora y lo que nos lleva a la cifra de 10 personas fallecidas por accidente laboral cada semana, un dato estremecedor.

Funtrafic y la Asociación DIA de Victimas de Accidentes se suman a esta jornada de reflexión que supone el día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, y al lema propuesto por la O.I.T. Aprovechan esta jornada para mandar un mensaje de sensibilización colectiva sobre el fuerte impacto en la siniestralidad laboral que tienen los accidentes de tráfico. Los accidentes in itinere (en un trayecto con presunción de relación laboral) y los accidentes en misión (que acontecen cuando es el propio vehículo la herramienta principal de trabajo), son a menudo consecuencia directa del estrés, las prisas, las jornadas laborales interminables y la presión de cumplir ciertos plazos; en otro orden de cosas, también ocurren por falta de capacitación o formación.

– Artículo completo

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.