Comparte esta noticia:

Existen movimientos y sentimientos ciudadanos que quieren ciudades menos agresivas y más saludables. La movilidad, algo inherente a nuestra sociedad, debe ser responsable porque debe ser sostenible, respetuosa con el medio ambiente y las personas y, por supuesto, segura.

Gracias al impulso y trabajo de muchos colectivos, esta demanda se va haciendo realidad poco a poco. Los colectivos ciclistas son una parte importante en esta toma de conciencia del  problema de una movilidad irresponsable que prima los resultados económicos de grandes empresas sobre el bienestar de las personas y del entorno.

Durante meses hemos asistido a un agrio enfrentamiento entre diferentes colectivos y organismos públicos por la posibilidad de hacer obligatorio o no el uso del casco. Nosotros, como asociación de víctimas, siempre hemos defendido que el casco no hacía daño aunque siempre hemos entendido la dificultad de su implantación y que, además, podía reducir el uso de la bicicleta.

Ahora se consuma el uso “obligatorio” del casco en cualquier circunstancia mediante un baremo indemnizatorio de accidentes de tráfico. Lo que no ha entrado por un lado se mete por otro.

Señores ciclistas y niños ciclistas; habrá que ponerse el casco si o si porque como tengáis la desdicha de tener un accidente, aunque no sea de vuestra responsabilidad, os podéis quedar sin ser indemnizados. El motivo que se alega es simple y torticero; no llevas casco pues no has hecho lo necesario para protegerte y, por lo tanto, yo te indemnizo solo por una parte del daño.

Esto es gravísimo pues deja al libre albedrío de las aseguradoras y en algunos casos del juez reducir o, incluso, eliminar la indemnización del ciclista. Es gravísimo porque esto es un torpedo en la línea de flotación de la bicicleta que tantos ayuntamientos, colectivos y ciudadanos promocionan.

Si ir en bicicleta es un riesgo, ahora se convierte en una lotería. Vale más que les quites de la cabeza a tus hijos el ir en bici porque como vayan sin casco, lo lleven mal abrochado, no sea un casco seguro, no lleven coderas y rodilleras, etc. y sean atropellados y se queden cojos o con daño cerebral, aunque no sean responsables, la aseguradora reducirá la indemnización por muy buena voluntad que tu tengas de fomentar hábitos saludables en tu familia y entorno.

Pensadlo bien antes de montar en bici o plantad cara a esta injusticia. La bici o la vida.

Francisco Canes, presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA

Comparte esta noticia:

Una Respuesta

  1. Ricardo

    Eso será si el Juez no conoce la Ley. Hay ya muchas sentencias que indican que no se puede reducir una indemnización por no llevar algo que no sea obligatorio. Podríamos llegar a no indemnizar a un bañista en una atracción defectuosa por no llevar chaleco salvavidas.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.