Comparte esta noticia:

Más de la mitad de los conductores jóvenes de Europa admite haber conducido en algún momento bajo los efectos del alcohol o drogas, y haber visto a amigos beber alcohol y conducir, según recoge una nueva encuesta encargada por Ford Motor Company.  Por este motivo, ‘Ford, Conduce tu Vida’, programa de formación de Ford centrará sus esfuerzos en la concienciación sobre los efectos del alcohol y las drogas al volante. Para ello se ha creado un ‘traje de conducción ebrio’ que demuestra la dificultad de conducir tras haber consumido bebidas alcohólicas.

Tal y como ha anunciado la firma automovilística, la segunda oleada de cursos “Ford, Conduce tu Vida” (iniciativa de RSC de Ford) va a tratar en profundidad la problemática del alcohol, las drogas. Esta iniciativa se presentó el año pasado en Europa,  es un programa de educación al volante para jóvenes conductores por el que el pasado mes de noviembre ya pasaron 400 alumnos a los que ahora se sumarán otros 600, para cubrir el objetivo de mil alumnos al año.

En una encuesta realizada entre los participantes, más del 90 por ciento, declararon que tras el curso se sentían mejores conductores. Además, otros 16.000 jóvenes han participado en la Academia online “Ford, Conduce tu Vida” (www.conducetuvida.es) donde mediante tutoriales y vídeos, se transmiten consejos y enseñanzas encaminadas a mejorar la seguridad de los jóvenes.

Los cursos se celebrarán los próximos días 8, 9 y 10 de mayo en Valencia y 15,16 y 17 de mayo en Barcelona. A  estos cursos, se podrán apuntar a través de www.conducetuvida.es todos los jóvenes entre 18 y 24 años con carnet de conducir vigente hasta cubrir todas las plazas disponibles.

En los cuatro módulos en los que se organiza el curso, los jóvenes podrán experimentar  y mentalizarse sobre los riesgos que suponen el alcohol y las drogas, las distracciones al volante y la gestión de la velocidad, además de recibir una formación teórica sobre las nuevas tecnologías de ayuda a la conducción.

TRAJE ESPECIAL PARA CONCIENCIAR SOBRE LOS EFECTOS DEL ALCOHOL

El traje cuenta con gafas de visión en túnel, orejeras, pesos de muñeca y rodilla y vendajes en codos, cuello y rodillas. El “traje de conducción ebrio” hace que incluso tareas sencillas como andar en línea recta resulte mucho más difícil, y demuestra lo complejo que resulta conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Este traje ha sido desarrollado con científicos del Instituto Meyer-Hentschel de Alemania, una empresa especializada en la investigación de los efectos de las discapacidades de movilidad.

DESCONOCIMIENTO DE LOS LÍMITES LEGALES DE ALCOHOLEMIA

La compañía automovilística ha realizado recientemente una encuesta entre 5.000 conductores de edades comprendidas entre 18 y 24 años. El estudio demuestra que el 32 por ciento considera aceptable viajar en un coche cuyo conductor conduzca bajo los efectos del alcohol, mientras que el 66 por ciento desconoce los límites legales de alcoholemia en relación a la conducción de vehículos en su país.

La encuesta, realizada a conductores de Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido, revela que los jóvenes varones españoles (74 por ciento) son los que más admiten haber conducido ebrios o haber visto a amigos conducir bajo los efectos del alcohol o drogas, por delante de los alemanes (65 por ciento) y franceses (64 por ciento). En conjunto, el 26 por ciento de los jóvenes que admitieron haber conducido bajo los efectos del alcohol pensaban que aun así podían hacerlo de manera segura.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.