Comparte esta noticia:

Nuestro país es uno de los más afectados en robo de vehículos, por detrás de Italia, Inglaterra, Francia y Alemania.

 

Pasos a seguir en caso de robo de su vehículo:

 

1. Denuncia

Lo primero que debes hacer si tu vehículo ha desaparecido y ningún familiar o amigo lo a cogido es acudir a una comisaría de policía para denunciar el caso. Necesitaras tu DNI, dar la matricula del coche, informar sobre la marca, color y  modelo del vehículo…  “cuantos más datos mejor y ayudara a resolver más rápidamente el caso”.

Te preguntaran por si tienes algún objeto de valor en el vehículo y la compañía aseguradora que tienes, junto a la póliza que tengas contratada.

 

2. Contacta con tu aseguradora

Te pedirán que les remitas una copia de la denuncia por email o por fax para abrir un parte. Es el momento en que te informaran sobre las condiciones de tu póliza en estos casos.

Si el coche apareciese, te pertenece y la aseguradora te tendría que arreglar la posible reparación de los daños que probablemente tenga. Pasado el mes, si el coche se ha encontrado, tienes que elegir si quedarte con el dinero ofrecido en compensación o devolverlo y recuperar tu vehículo una vez arreglado.

3. Cálculos

Si el coche lo necesitas, necesitaras comprarte uno nuevo y por ello deberás saber que indemnización te aportara la compañía. Hasta los dos años desde la primera matriculación las compañías aseguradoras suelen indemnizar con el pago del vehículo con valor de nuevo, de esta forma, se recibe la misma cantidad de lo que costaría ese coche a estrenar con las mismas características e incluyendo también, todos los correspondientes impuestos.

Pasados los dos años, la aseguradora tiene que ver si te indemniza el valor de reposición del coche o el valor venal, esto dependerá de las condiciones de tu póliza. + Información: Diferencia entre valor de reposición o venal.

 

4. Correspondiente papeleo.

Después de ese mes desde el robo del vehículo, deberás iniciar los trámites para que el seguro, finalmente, te indemnice. Tienes que aportar un justificante del pago del último Impuesto Municipal de Circulación, así como un justificante de baja temporal por sustracción del vehículo, que es el trámite que se inicia en el momento de poner la denuncia del primer paso. También deberás aportar un informe de los antecedentes del vehículo, que no es más que el número de transferencias que haya sufrido desde el momento de su adquisición de nuevo.

5. Entrega de la documentación

Con todos esos documentos y la denuncia original, tu DNI y todas las llaves que tengas del vehículo, deberás acudir a una de las oficinas de tu aseguradora. Allí te darán para firmar unos documentos para que en caso de que el vehículo aparecieses, sea transferido a nombre de la compañía ahorrándote el ir a hacer más papeleos. Te deberán informar antes por si quieres devolver la indemnización y quedarte con el vehículo.

 

6. Solo queda esperar

Ahora tendrás que esperar a que los peritos del departamento correspondientes, deben hacer una valoración de tu coche para indemnizarte. Esto puede tardar un tiempo, todo depende de la agilidad de la compañía y de su carga de trabajo, aunque solo tienen que verificar que esta todo en orden y aplicar las tablas de depreciación correspondiente, pero eso conlleva un desembolso económico, y ya sabemos que cuando esto ocurre se traduce en demora. Cuanto más tarde te paguen, mejor para ellos.

Cuando te den la correspondiente indemnización, la recibirás por transferencia o talón bancario, esto todo depende de la política de la compañía que aunque no es negociable, si se puede reclamar.

7. Si no estás de acuerdo, reclama

Una vez transcurridos los dos meses, además de reclamar al Defensor del Asegurado, también podrás hacerlo en una instancia oficial superior: el Comisario para la Defensa del Asegurado, que depende de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Esta gestión es totalmente gratuita, tan solo deberás presentar la solicitud por correo electrónico o correo postal, aportando todas las pruebas que consideres oportunas para razonar un importe de indemnización mayor.

 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.