Comparte esta noticia:

Durante los siete días que ha durado la campaña de control que ha desarrollado la Dirección General de Tráfico (DGT), más de 2.600 conductores han sido denunciados por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil por conducir habiendo consumido alcohol o drogas. De ellos 622 por positivos a drogas y 1.978 por alcohol. En total se han realizado 208.782 pruebas.

Durante una semana los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han realizado 1.909 pruebas de detección de drogas a conductores que  presentaban algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia, habían cometido alguna infracción o que se habían visto implicados en un accidente.

De los casi 2.000 conductores sometidos al test salival para comprobar la presencia en el organismo de drogas, 622 resultaron positivas, es decir el 32% del total, a los cuales se les ha abierto expediente sancionador por vía administrativa y además 2 de estos conductores fueron puestos a disposición judicial al presentar signos evidentes de conducir bajo la influencia de las drogas tras haberse visto implicado en un accidente.

Entre las drogas más consumidas están el cannabis (449 casos),  la cocaína (198 casos) y las anfetaminas (72 casos) Además en casi 200 conductores se ha detectado policonsumo, es decir, positivo a más de una sustancia.

Tráfico remarca que las pruebas salivares para la detección de la presencia de drogas en los conductores se están incrementando progresivamente con la idea de llegar a generalizarse como las que se hacen para la detección del alcohol.

CONTROLES DE ALCOHOL

En lo referente al alcohol, en la campaña realizada durante la última semana, se han realizado 206.873 pruebas  de control de alcoholemia y 1.978 conductores dieron positivo, de ellos, 1.796 detectados en controles preventivos, 99 tras haber cometido una infracción, otros 72 por estar implicado en un accidente y 11 más por presentar síntomas evidentes de ingesta de alcohol.

De los 1.978 conductores que dieron positivo, a 1.674 se les ha abierto expediente sancionador por vía administrativa, mientras que a los 304 restantes se les han instruido diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial por superar la tasa de 0,60 mg/l en aire espirado. Además, contra 10 conductores se han abierto diligencias y han sido puestos a disposición judicial por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia.

Desde la entrada en vigor de la reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, más de 3.000 conductores reincidentes (aquellos conductores que hubieran sido sancionados en el año inmediatamente anterior por dar positivo a alcohol) han sido sancionados con 1.000 € y la detracción de 6 puntos.

Además, 30.000 conductores han sido denunciados en el último año con el mismo importe y la misma detracción de puntos por circular con más de 0.50 mg/l de alcohol en aire espirado,  el doble de la tasa permitida.

Desde la entrada en vigor de la Ley, también han sido sancionados más de 20.000 conductores por conducir con presencia de drogas. Esta infracción está castigada con una sanción de 1.000 € y la retirada de 6 puntos.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.