Comparte esta noticia:

El Servicio Catalán de Tráfico (SCT) ha anunciado que a partir de este martes 27 de mayo entran en funcionamiento nuevos radares de tramo en la N-340 y la C-65. Indican que así que cumple con el Plan de Seguridad Vial 2011-2013. Actualmente, el Departamento de Tráfico de Cataluña cuenta con este tipo de radares en la N-230 en el Túnel de Vielha, instalado en diciembre de 2009.A partir de 27 de mayo se ponen en marcha los 2 radares de tramo situados en la N.340 entre  Amposta y Sant Carles de la Ràpita ( Montsià ) , uno en cada sentido de la marcha , de 4.460 km de longitud , entre los puntos kilométricos 1.079,220 y 1.074,760.

Igualmente entra en funcionamiento un radar de tramo situado en la C- 65 entre Cassà de la Selva y Llagostera ( Gironès) en sentido Llagostera , de 5.075 km de longitud , entre los puntos kilométricos 17,220 y 12,145 .

El director del Servicio Catalán de Tráfico, Joan Josep Isern, ha indicado que ‘el sistema de control de la velocidad media utiliza unos lectores de matrícula’ para calcular el tiempo que tarda un vehículo en recorrer el tramo controlado para determinar si se ha superado el límite máximo de velocidad permitido. En este sentido, añaden que a diferencia del radar por tramo ubicado en el Túnel de Vielha, estos tres nuevos tramos ‘son los primeros que se colocan en carreteras convencionales’. ‘Lo que queremos es la pacificación de las velocidades con la intención de reducir la siniestralidad y sensibilizar a los conductores’, ha señalado Isern .

El límite máximo de velocidad permitido en los nuevos tramos controlados es de 100 km / h .

El primer radar de tramo que puso en marcha en SCT es el situado en la N -230 en el Túnel de Vielha (Lleida) en diciembre de 2009 y estuvo en periodo de pruebas hasta julio de 2010. Desde entonces y hasta el 18 de mayo de 2014 , se han puesto 1.957 sanciones firmes por exceso de velocidad en los tramos .

SEIS NUEVOS RADARES DE TRAMO PARA FINAL DE AÑO

El Servicio Catalán de Tráfico ha adelantado que habrá nuevos radares de tramo para finales de 2014 y principios de 2015. Esté previsto que entre en funcionamiento 6 nuevos radares de este tipo.

Son los siguientes:

-Uno en la C- 58 entre Sabadell y Badia del Vallès en sentido Barcelona, de 5.549 km de longitud;

-Uno a la AP -7, entre Ulldecona y Amposta en sentido Barcelona de 18.020 km de longitud

-Dos a la N- II entre Fornells de la Selva y Quart- uno por cada sentido de la marcha- de 4.950 km de longitud;

-Dos a la N- II en Girona -uno por cada sentido de la marcha – de 3 km de longitud

En estos momentos, estos seis radares por tramo están en fase de licitación.

 

 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.