Comparte esta noticia:

El Consejo de Ministros a propuesta del ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha aprobado el Real Decreto por el que se regula la realización de pericias por parte de los Institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLCF) a petición de particulares en los casos de reclamaciones  extrajudiciales  por hechos relativos a la circulación de vehículos a motor. Este Real Decreto, que entrará en vigor el 1 de enero de 2016 y se aplicará a los accidentes de circulación que tengan lugar a partir de esa fecha, será gratuito para el perjudicado.

Este Real Decreto supone ‘la incorporación de un nuevo mecanismo al servicio del ciudadano para lograr una solución rápida, segura y efectiva en aquellos accidentes en los que se produzca un daño corporal indemnizable’, destacan desde el Ministerio de Justicia.

La   norma   desarrolla   las   previsiones   legales   introducidas   en   la recientemente aprobada Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de Reforma del Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las Personas   en   Accidentes   de   Circulación.   Esta   Ley   ofrece   una   vía alternativa a la judicial civil para que los perjudicados y las compañías de seguros puedan llegar a un acuerdo sobre la indemnización en el caso de accidentes   de   circulación.

Se prevé que, en caso de no conformidad del perjudicado con la oferta motivada de indemnización que le haga la compañía de seguros, las partes puedan solicitar una pericia de los daños corporales sufridos a los Institutos de Medicina Legal.

Los objetivos que persigue este Real Decreto se centran en garantizar a los particulares un servicio pericial independiente y de calidad, que facilite la resolución extrajudicial. Además, busca regular   un   procedimiento   que   garantice   la   igualdad   de   trato   en cualquier parte del territorio del Estado para el acceso de los ciudadanos a los IMLCF, fijando una normativa común que regule el procedimiento para la petición pericial y su realización.

También busca mejorar la calidad de la pericia mediante la implementación de un sistema de garantía de calidad junto con la formación de los forenses y conseguir   la   máxima   objetividad   e   imparcialidad   en   la   actuación pericial.

Procedimiento para la emisión del informe

Pueden solicitar la emisión de un informe pericial de valoración del daño corporal   sufrido   con   ocasión   de   un   accidente   de   circulación   los perjudicados, entre los que se incluyen la víctima del accidente y, en caso de   fallecimiento,   el   cónyuge   viudo,   ascendientes,   descendientes, hermanos   y   allegados;   así   como   las   entidades   aseguradoras,   que deberán realizar una oferta motivada al perjudicado.

La solicitud pericial al IMLCF la podrán realizar la entidad aseguradora y el perjudicado de común acuerdo y a falta del mismo, podrá ser instada por la víctima. En ambos casos el precio público  que se fije como contraprestación de la pericia será a cargo de la entidad aseguradora y, por tanto, gratuito para el perjudicado al que se le permite optar entre el IMLCF de su domicilio o bien el del lugar donde ocurrió el accidente.

En todo caso, se solicitará el consentimiento informado y expreso de la víctima lesionada para cada prueba que se acuerde realizar, así como para el acceso a la historia clínica y para la cesión de datos a las entidades aseguradoras.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.