Comparte esta noticia:

El subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera, y el secretario de Estado de Infraestructuras, Transportes y Vivienda del Ministerio de Fomento, Rafael Catalá, han sido los encargados de inaugurar las jornadas “Políticas Europeas de Movilidad Urbana: Hacia una ciudad inteligente y segura”, organizadas por la Dirección General de Tráfico. Y es que seis de cada diez accidentes con víctimas en 2012 tuvieron lugar en vías urbanas. Concretamente, se produjeron 47.690 accidentes con víctimas, en los que fallecieron 461 personas (24% del total), 4.400 resultaron heridas graves y 57.510 heridas leves.

En este acto de han intervenido también el presidente de la Comisión Parlamentaria de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, Pere Macías; la jefa de División de ITS de la Comisión Europea, Claire Dépré, y el presidente de la Comisión de Seguridad y Convivencia Ciudadana de la Federación Española de Municipios y Provincias, José López.

Durante dos días, esta jornada busca aunar esfuerzos y colaborar en la mejora de la seguridad vial. De hecho, se darán cita más de 30 ayuntamientos, casi un centenar de empresas y 10 universidades.

Desde el Ministerio de Interior destacan que el objetivo es dar a conocer por parte de las autoridades europeas de transporte las medidas de apoyo financiero que la Unión Europea otorga conjuntamente a ayuntamientos y empresas españolas que desarrollen e implementen proyectos dirigidos a transformar áreas urbanas menos desarrolladas o menos innovadoras en ciudades sostenibles, seguras e inteligentes.

Además, empresas, autoridades centrales y europeas darán a conocer soluciones para evitar la congestión en los accesos al centro de la ciudad, reducir el uso individual del vehículo a motor o mejorar la cadena logística de carga y descarga, entre otros. En definitiva posibles medidas a incluir por parte de las autoridades locales en sus planes de movilidad urbana.

CAMBIO NECESARIO EN LAS CIUDADES

Hasta hace pocos años, las infraestructuras de las ciudades se han diseñado al servicio del vehículo a motor, visión que contrasta con el concepto de movilidad urbana que propone la Unión Europea, donde las ciudades no solo deben estar diseñadas y construidas para los ciudadanos, sino que deben ser ciudades para disfrutar y donde cada uno pueda elegir el medio de transporte que necesita dependiendo de las necesidades de cada momento (transporte público, moto, bici, vehículo a motor, eléctrico, a pie, etc.) pero siempre en condiciones de seguridad y sostenibilidad. No debemos olvidar que enualmente fallecen en las vías urbanas europeas 11.000 personas.

Durante estos dos días de jornada se celebrarán cuatro sesiones en la que los expertos en movilidad urbana de diferentes ayuntamientos y de las principales empresas, asociaciones y fundaciones relacionadas con las infraestructuras, tecnología, transporte, automoción y seguridad vial y energía expondrán los retos que requieren las nuevas formas de desplazarse por la ciudad y medidas para afrontarlos. Entre los temas que se debatirán, destacan:

-Medidas locales y gubernamentales de impulso a la incorporación del vehículo electrónico en la ciudad (fabricación, planes de incentivos, seguridad e infraestructura de recarga del vehículo eléctrico, etc.)

-Previsiones y propuestas normativas que permitan un marco legal en España que dé cobertura a la implantación de las estrategias de movilidad urbanas que potencien la convivencia pacífica del vehículo a motor con el transporte público, las bicis o los peatones.

-Optimización del uso de las infraestructuras urbanas aprovechando las herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías (señales de tráfico eficientes, planificación de viajes, sistemas de acceso inteligente en transporte público y parking, aplicaciones de conectividad vehículo-vehículo o vehículo-infraestructura para prevenir accidentes, avisar a viajeros, llamadas automáticas al servicio de emergencia, etc.)

-Reducción de riesgos de los usuarios vulnerables tales como escolares, peatones, ciclistas, personas mayores o con movilidad reducida.

-La posibilidad de restringir el acceso o la circulación por las vías a determinados vehículos por motivos medioambientales, tal y como se recoge en el Plan AIRE y en la reciente reforma de la Ley de Seguridad Vial, cuyo desarrollo reglamentario involucra a varias administraciones públicas.

Pueden ver el programa completo de esta jornada en el siguiente link: Políticas Europeas de Movilidad Urbana: Hacia una ciudad inteligente y segura”

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.