Comparte esta noticia:

Evitar más de 14 mil accidentes de tráfico y reducir un 3% el consumo de combustible. Éstas serían algunas de las ventajas de la utilización del Control de Crucero Adaptativo (ACC), según revela el Barómetro Bosch-Anfac de Seguridad y Medio Ambiente. El envejecimiento del parque de vehículos es uno de los principales puntos negros para la seguridad vial y el medioambiente, según el mencionado informe.

De hecho, se recalca que en un vehículo de hace más de diez años duplica o incluso se triplica la posibilidad de sufrir un accidente, así como agravarse las consecuencias del mismo. El avance de las nuevas tecnologías y la implantación de los nuevos sistemas de seguridad juegan, sin duda, un papel determinante. En este sentido, desde la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) y Grupo Bosch se recalca que, por ejemplo, este sistema ACC solo está disponible como equipamiento en 1 de cada 5 vehículos  matriculados en España, casi exclusivamente como parte de la oferta opcional y en un 92% en vehículos de segmento de lujo.

Según este mismo estudio, la presencia del ACC en el parque actual de turismos ronda el 1,8%. El 3,4% si se considera sólo el parque de hasta 10 años. Si observamos el estudio por la edad, en los vehículos de 1 o 2 años de antigüedad, la disponibilidad del Control de Crucero Adaptativo en el parque español supera el 45%.

Por segmentos:

El Control de Crucero Adaptativo está prácticamente en todo el segmento de vehículos de lujo, donde ya alcanza el 92% del mercado. En el extremo opuesto se sitúan los utilitarios pequeños, donde este tipo de tecnología aún no ha comenzado a implantarse.

Está adquiriendo especial importancia en segmentos de mercado mayoritarios, como los turismos compactos o las berlinas de gama media, donde la disponibilidad del ACC abarca ya más de un tercio del mercado en 2013.

Por tipo de comprador, las empresas demuestran mayor preocupación por el equipamiento de sus vehículos. En el extremo opuesto, se incluyen las empresas de alquiler.

¿En qué consiste el Control de Crucero Adaptativo?

El control de crucero adaptativo (ACC) permite mantener la velocidad durante un trayecto y está especialmente indicado para los  viajes largos. A este sistema se le suma el control automático de distancia de seguridad con el vehículo precedente. Mientras que la carretera esté libre, el sistema mantiene automáticamente la velocidad que el conductor haya fijado. Si el conductor se acerca a un vehículo o un vehículo entra en su carril, el conductor no necesita frenar ya que sistema asegura que la distancia de seguridad definida se vuelva a establecer y se mantenga.

Debemos tener en cuenta que con el ACC activado, el conductor puede superar la velocidad que ha regulado en el sistema cuando pisa el acelerador o desconectarlo si pisa el freno. Una vez que el conductor retira el pie del acelerador, el ACC vuelve a establecer suavemente la velocidad que antes había marcado.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.