Comparte esta noticia:

Todos los años se producen más de 9.000 atropellos en ciudad, mientras que en carretera el número de atropellos es mucho menor. No llega a 1.000 al año. Por tanto, por cada 9 atropellos en ciudad, se produce 1 en carretera. Pero si nos centramos en el número de víctimas mortales, la proporción no es la misma, ya que por cada 6 fallecidos en ciudad, se producen 4 en carretera. Así lo revela un estudio realizado por el Race y Goodyear.

Por tanto, si conseguimos evitar un 10% el número de atropellos, en concreto el 10% que representan los que suceden en carretera (son los que tienen consecuencias más graves), podríamos salvar 4 de cada 10 fallecidos en España, que en el 2011 supusieron 158 del total de 380 peatones que fallecieron en España por esta causa. Además, actuando sobre este 10% se incidiría directamente sobre los 300 heridos graves y los 549 heridos leves.

Y es que el accidente de tráfico con mayor “índice de letalidad”, definido como la razón entre el número de fallecidos y el número de víctimas, es el atropello de peatones en carretera. Tanto es así, que el índice de letalidad de una víctima por atropello en carretera es 4 veces superior al de un accidente en motocicleta, y 7 veces superior al de un accidente de turismo.

La mayoría de atropellos mortales suceden cuando el peatón se encuentra cruzando la carretera, seguido de aquellos que caminan por la calzada en el sentido de la marcha de los vehículos, y de los que reparaban su coche en carretera. Además, estos últimos son los que presentan una mayor gravedad, ya que en 4 de cada 10 casos la víctima fallece.

El perfil del fallecido por atropello en carretera es el de, un varón, mayor de 64 años, que sufre el accidente al cruzar la carretera o reparando su vehículo, de noche, y en una carretera convencional que se encuentra sin iluminar.

Se ha realizado un simulacro de atropello en carretera a una velocidad de 40 Km/h, aun cuando la probabilidad de fallecer continúa siendo teóricamente baja. Aquí, la probabilidad de fallecer se mantiene por debajo del 22%, pero a 50 Km/h la probabilidad de resultar fallecido se dispara ya al 71%, y si el atropello se produce a más de 60 Km/h, se eleva al 95%.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.