Comparte esta noticia:

La Asociacion Estatal de Víctimas de Accidentes DIA manifiesta su más sincero pésame a la familia y amigos de las 13 personas fallecidas en el dramático accidente de autocar que se produjo entorno a las 6 horas de la mañana del domingo 20 en la provincia de Tarragona.

Según algunos alcaldes de la zona, el punto en que se ha producido el siniestro es un ‘punto negro’ de la AP-7. Nuria Ventura, alcaldesa de la cercana localidad de Ulldecona, hacía referencia ayer a esta condición de la carretera, apuntando que los accidentes en ese punto eran ciertamente frecuentes: “Nos hemos quejado muchas veces, y no sólo de la AP-7, también de la nacional N-340. Reclamamos soluciones”. El alcalde de Freginals Josep Roncero, por su parte, confirmó a EFE que “éste es un punto negro de accidentes. Es una línea recta y siempre que ha habido accidentes se han producido en este punto”. El tramo de especial peligrosidad estaría ubicado entre los km. 330 y 340 de la AP-7, información que niega la compañía concesionaria de esta autopista de peaje. Sin embargo, Abertis asegura que sí hubo tal TCA (tramo de concentración de accidentes) entre los km. 332.5-335.1 hasta el año 2011.

La DGT contempla en su primer informe de 2016 un total de 1.314 tramos catalogados como ‘puntos negros’ en todo el Estado, salvo en Cataluña, País Vasco y Navarra, donde no tiene tal competencia.

Condicionantes del fallo humano

Si bien el conductor ha dado negativo en el control de drogas y alcoholemia, se baraja la posibilidad de que el accidente se deba a un fallo humano. En este sentido, desde Asociación DIA destacan la importancia de que los conductores descansen debidamente.

En muchas ocasiones los conductores están sometidos a jornadas de conducción interminables, hasta diez horas. Y en los autobuses nos encontramos con exenciones, recogidas por el reglamento CE 561/2006, del uso del tacógrafo en rutas regulares de hasta 50km. Un conductor puede hacer otras rutas previamente a comenzar un viaje con el tacógrafo funcionando. En principio, esas rutas deberían contar de cara a la empresa como ‘otros trabajos’, cuando en la práctica, los conductores son obligados por las empresas para contabilizarlas como ‘descanso’.

Por otra parte, actualmente la mayoría de autobuses cuentan con barras antivuelco que refuerzan la estructura del techo. Hace años la carencia de estas medidas provocaba muchos más muertos y heridos, pues el techo podia quedar seccionado o aplastado. Según Francisco Canes, presidente de Asociación DIA, “es crucial lanzar un mensaje claro para las personas que viajan en autobús, especialmente cuando se trata de trayectos de largo recorrido en los que nos confiamos y rebajamos las precauciones, y es que utilicen siempre el cinturón de seguridad”. Es necesario que se implementen mecanismos para asegurarse de que los pasajeros utilicen correctamente las medidas de seguridad del vehículo en que viajan, y esto no exime a los pasajeros de autobuses.

Lamentablemete tenemos muy presentes otros accidentes con autobuses implicados: en mayo de 2014 5 menores murieron en un accidente de un microbus en Badajoz, en un choque con una retroexcavadora cuyo conductor dió positivo en el control de drogas.

Más recientemente, en septiembre de 2014 14 personas fallecían en otro accidente de autobus en Murcia causado por un exceso de velocidad. “Esperamos que la alianza entre las mejora de las carreteras, la mejora de las medidas de seguridad técnicas, la adecuada formación de los conductores y la educación vial evite que se repitan accidentes de este tipo en el futuro” destaca Francisco Canes.

La Asociación DIA se pone a disposición de las víctimas para prestarles todo el apoyo posible a través del  teléfono gratuito de atención a víctimas: 900907711.

 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.