Comparte esta noticia:

Vehículos de segunda mano, de ocasión… ¿qué es lo que miramos a la hora de adquirir uno? Para el 39% de los españoles el estado mecánico es el factor decisivo para decantarse por un VO, según datos de la Comisión Europea recogidos por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM). A pesar de todo, el precio sigue siendo el factor determinante, es lo que más pesa en la decisión de compra al ser lo más valorado para dos tercios de los compradores.

El estudio demuestra que ya no basta con encontrar una solución de movilidad “que me lleve y me traiga” sino que entran en juego factores relacionados con el estado del coche, lo que pone de manifiesto que hay cada vez más conciencia de que en la carretera “lo barato puede salir muy caro”.

En este sentido, la preocupación por la mecánica del coche es un requisito que los españoles nos tomamos mucho más a pecho que la media europea, donde es un factor decisivo únicamente para el 27% de los compradores. No es de extrañar que así sea, si tenemos en cuenta que más de la mitad de la oferta de VO de nuestro país se concentra en vehículos muy rodados de más de diez años.

Precisamente porque la edad media de la oferta es muy elevada, sólo el 18% de los españoles destaca la antigüedad como requisito imprescindible para realizar la compra, frente a la cuarta parte de los europeos, pues se ven obligados a “ceñirse a lo que hay”. Cuando se trata de la marca, el 26% de nuestros compatriotas reconoce que es un factor decisivo para lanzarse a la compra, en línea con el 27% de los europeos.

El kilometraje se alza como el tercer factor más importante entre los españoles a la hora de comprar un coche de ocasión. De esta forma, el 34%, en línea con la media europea, no toma ninguna decisión sin tener en cuenta la cifra que marque el cuentakilómetros.

Es más, un 65% de los compradores españoles, dos puntos porcentuales más que los europeos, tratan de confirmar que la cifra reflejada en el cuentakilómetros es real antes de embarcarse en la compra. De esta forma, como es lógico, no les basta con fiarse de la información que aparece en el anuncio o el cartel. De hecho, sólo el 24% -frente al 23% de los europeos- se limita a esta referencia. En más de la mitad de los casos se recurre al vendedor como garantía “oficial”.

Al hilo de estas conclusiones, el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, recomienda que “la compra de un VO se realice siempre en el canal profesional, que es el único que ofrece garantía oficial al mismo nivel del resto de Europa, de hasta dos años, y contrato de compraventa redactado por Ganvam, declarado exento de cláusulas abusivas por el Instituto Nacional de Consumo y las 17 comunidades autónomas”. Y es que añade que “la adquisición del VO a particulares supone aceptar que estos no están obligados a conceder dicha garantía. Además, tampoco habitualmente revisan ni preparan los VO como lo hacen los profesionales interesados en fidelizar a sus clientes. Y, por supuesto, no se debe caer nunca en la compra en la calle a pseudoprofesionales, por el peligro real que ello supone para la accidentalidad y el medio ambiente”.

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.