Comparte esta noticia:

El 23 de septiembre de 2015 publicaba en el Boletín Oficial de Estado (BOE) la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación (baremo). Una modificación que entra en vigor este 1 de enero de 2016 y que sustituye a un sistema de valoración de daños de hace 20 años (1995). Aunque se produce un incremento de las indemnizaciones para los grandes lesionados, desde la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA se cuestionan algunas de las modificaciones realizadas ya que, entre otras cosas, se dificulta el cobro de una indemnización para los lesionados leves.

‘La nueva ley permite incrementar la protección a las víctimas de accidentes de circulación mediante una rápida resolución de los conflictos y la garantía de una indemnización suficiente’, indican desde el Ministerio de Justicia.  En los supuestos de fallecimiento,  hay una mejora de la percepción de las indemnizaciones mediante su individualización, teniendo en cuenta las nuevas estructuras familiares, distingue entre perjuicio patrimonial básico o gastos razonables derivados del fallecimiento, compensados con una cantidad mínima de 400 euros y los gastos específicos, que incluyen el traslado del fallecido, repatriación, entierro y funeral.

En los supuestos de secuelas o lesiones permanentes, se refuerza la reparación del gran lesionado que quede con discapacidades que requieran de apoyos intensos para su autonomía personal, indemnizando los perjuicios y los daños emergentes relacionados con las diferentes partidas de gastos asistenciales futuros.

Artículo completo:

El 1 de enero de 2016 entra en vigor la reforma del baremo para las víctimas de accidentes de circulación

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.