Comparte esta noticia:

La Dirección General de Tráfico pone en marcha todos los fines de semana del verano un dispositivo especial para velar por la seguridad de los viajes que se realizan en estos días por carretera. Durante este fin de semana está previsto que se realicen 3,5 millones de  desplazamientos. La directora general de Tráfico, María Seguí, ha hecho hincapié en la importancia de cumplir con los límites de velocidad establecidos. De hecho, Tráfico tiene ya en funcionamiento un nuevo radar Pegasus que se suma a los tres que ya están en servicio. En las próximas comenzará a tomar vuelo un quinto helicóptero-radar.

Además de incrementar los medios humanos y técnicos en servicio durante los fines de semana, respecto de los días laborables, se instalarán carriles adicionales mediante conos, restringirá la circulación  de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones de masa máxima autorizada de 7.500 kg en determinadas carreteras con especial intensidad circulatoria, en días y horas determinadas, medidas todas ellas que favorecerán la circulación de vehículos en las vías más conflictivas.

En este sentido, Tráfico hace especial hincapié en la importancia de cumplir con los límites legales de velocidad. Y es que se podrían salvar una cuarta parte de los muertos en accidentes de tráfico. En 2013 en nuestro país, fallecieron 1.680 personas.

La directora general de Tráfico, María Seguí, ha recordado que “los límites de velocidad no han variado y siguen siendo los mismos vigentes hasta ahora. Si todos los conductores los cumpliéramos podríamos evitar la muerte de más de 400 personas al año en accidentes de carretera, por eso vamos a hacer un esfuerzo para concienciar a los conductores y para incrementar los controles en las carreteras”.

En este sentido, recordar que la velocidad genérica máxima para turismos y motos en autopistas y autovías sigue siendo de 120 km/h. En carreteras secundarias, de 100 km/h o 90 km/h en función de la anchura del arcén y en vías urbanas dicha velocidad genérica es de 50 km/h.

Es importante tener en cuenta que la velocidad es un factor de riesgo  que genera un importante número de accidentes de tráfico y en todos ellos agrava sus consecuencias.

Más de un millón de conductores excedían los límites de velocidad el año pasado en los controles practicados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Además, la velocidad estuvo presente en el 22% de los accidentes mortales que ese año se produjeron en 2013.

La DGT realizó un estudio sobre velocidad libre en las carreteras españolas, es decir,  velocidad a la que circulan cuando hay muy poco tráfico, nula presencia policial o de vigilancia, buen tiempo y tramos rectos, con ausencia de entradas y salidas y con poco o nulo desnivel. El resultado fue que en carreteras convencionales el 39% de los vehículos superaban la velocidad límite establecida y el 13% superaban el límite en más de 20 kilómetros por hora, lo que significa el doble de vehículos registrados con este exceso que en las vías desdobladas, en donde el porcentaje de vehículos que rebasaban el límite en 20km/h fue del 6,5%. En estas vías convencionales es donde se producen el 70% de los accidentes con víctimas

NUEVO RADAR PEGASUS

Para controlar que no se superan los límites de velocidad establecidos, Tráfico tiene ya en funcionamiento un nuevo radar Pegasus que se suma a los tres ya en servicio y cuyo objetivo es controlar la velocidad en las carreteras, principalmente las vías convencionales, que son las más peligrosas y donde se produce el mayor número de accidentes y fallecidos.

Este nuevo radar se incorpora a uno de los 12 helicópteros de los que dispone la DGT. Los cuatro Pegasus ya en servicio operan desde sus bases cubriendo la vigilancia de las carreteras, sobre todo secundarias, de Levante, Galicia, Castilla y León, Asturias, Cantabria, Zona Centro y Andalucía. Está previsto que en las próximas semanas un quinto Pegasus entre en servicio para cubrir así completamente todas las regiones españolas.

Desde que se puso en marcha el primer radar Pegasus, en marzo de 2013, hasta ahora se han realizado 672 horas de vuelo, se ha controlado la velocidad de 13.458 vehículos y se ha denunciado a 2.064 conductores por circular a una velocidad superior a la permitida.

La velocidad media a la que circulaban los conductores de los vehículos denunciados era de más de 30 km/h por encima a la estipulada en la vía. Aún así, la velocidad máxima detectada y denunciada en una carretera con límite de 120 km/h fue de 232. En carreteras con límite de 100 km/h se detectó un vehículo a 195 km/h y en el caso de carreteras limitadas a 90 km/h, la velocidad máxima a la que fue interceptado un conductor fue de 162km/h.

SANCIONES DE VELOCIDAD

Los conductores que incumplan los límites de velocidad estarán cometiendo una infracción grave o muy grave, sancionada con multa de 100 a 600 euros y la pérdida de entre 2 y 6 puntos, dependiendo del exceso de velocidad cometido.

En el caso de que el exceso de velocidad fuera superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, el Código Penal lo tipifica como delito y es castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

 

 

Comparte esta noticia:

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.