Comparte esta noticia:

Unas 500 mil personas padecen algún tipo de discapacidad por una lesión en la médula espinal cada año y éstos tienen entre 2 y 5 veces más probabilidades de morir de forma prematura en los países bajos y de medianos ingresos. Así lo indica un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad que se celebra este 3 de diciembre. En un 90% de los casos, detrás de las lesiones medulares está una causa traumática, como los accidentes de coche, las caídas o la violencia directa. La OMS destaca en otro de sus informes que cada año pierden la vida 1,3 millones de personas en accidentes de tráfico. Además, entre 20 millones y 50 millones de personas sufren traumatismos no mortales, y a su vez una proporción de estos padecen alguna forma de discapacidad.

“La lesión espinal es una condición muy compleja desde el punto de vista médico y con un fuerte impacto en la vida diaria de los pacientes”,  reconocía Etienne Krug, director del departamento de Violencia y Prevención de lesiones y discapacidades de la OMS en la presentación de este último informe. Sin embargo, no todas las regiones son iguales y el motivo de esta discapacidad varía de unas a otras.

Así, por ejemplo, el 70% de las lesiones de médula espinal en África se deben a accidentes de tráfico. Este motivo también está presente en el 55% en la región del Pacífico sur y Oceanía. Por otro lado,  las caídas desde grandes alturas suponen en torno al 40 % de estos casos en el Sudeste Asiático y el Mediterráneo oriental. Tumores, espina bífida o tuberculosis se encuentran entre las causas principales en los casos de lesiones no traumáticas.

Por sexos, los hombres tienen mayor riesgo de sufrir una lesión de médula entre los 20 y 29 años y a partir de los 70 años o más. En el caso de las mujeres, hay más posibilidades entre los 15 y 19 años y a partir de los 60.

La pérdida de sensibilidad y movilidad total o parcial es la principal consecuencia que lleva aparejada una lesión medular. Pero no es la única. La OMS destaca que la mayoría de estos enfermos experimenta dolores crónicos y hasta un 30% muestra signos de depresión. Además, también son comunes las trombosis venosas profundas, las infecciones del tracto urinario, las úlceras por presión o las complicaciones respiratorias.

Para la coordinadora de discapacidad y rehabilitación de la OMS, Alana Officer, muchas de las consecuencias que resultan de estas lesiones no derivan directamente de la lesión en sí misma, sino de la “falta de una atención médica adecuada en el momento del accidente y de un tratamiento de rehabilitación posterior, así como de barreras físicas y sociales que excluyen a estas personas de la participación en sus comunidades”.

Comparte esta noticia:

Una Respuesta

  1. Rene David Flores

    Mejorar devemos al conducir un coche porque influye en interviene el conocimiento al conducir por dentro y fuera de una cuidad el conocimiento de nuestra aptitud fisica y psiquica , el respeto a las leyes en nuestros paises y conciencia al ser eponsablemente la conduccion no ecceder los limites de velocidad, no conducir con el cel. en mano y con otra agarando el volante NO . S e mas conciente no uses drogas ni bevidas envriagantes al llevar tu coche no sabes que te puede ocurrir adelante, piensa, razona y medita , no es importante llegar rapido a un lugar, sino saber llegar bien y responsablemente. No pongas la vida de nadie en peligro tu carro y licencia son de doble filo paara salvar la vida o perderla y las de otros.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.