Comparte esta noticia:

La DGT ha iniciado una investigación interna sobre una posible irregularidad en la concesión de los cursos de recuperación de los puntos del carné de conducir.

El diario el Mundo ha sacado a la luz una grabación que puede comprometer la imparcialidad en la contratación de la Dirección General de Tráfico o, al menos, a algunos de sus cargos y a la Confederación Nacional de Auto-Escuelas (CNAE), especialmente a su presidente, Jose Miguel Báez. La transcripción de la grabación y los audios aportados por denunciantes, procedentes de Castilla-La Mancha, Baleares, Murcia y Comunidad Valenciana, da a entender que la protesta de una parte del sector de la formación vial podría tener su fundamento. Por otro lado, han exigido a la directora de la DGT, María Seguí “la expulsión definitiva de la UTE encabezada por CNAE del concurso” que se adjudicó en septiembre de 2015.

Desde Asociación DIA de Víctimas de Accidentes quieren manifestar su enorme preocupación ante estas grabacionesDesde una posición de prudencia hasta que avancen las investigaciones, animan a la DGT a que vaya hasta el fondo y que sea implacable en el caso de que se confirme el posible “amaño” en las adjudicaciones de los cursos para la recuperación de los puntos en el carné de conducir. Francisco Canes, presidente de la Asociación DIA, añade: “exigimos que tanto que la subdirectora adjunta de Formación Vial de la DGT, Marta Carrera, como el presidente de la CNAE, Jose Miguel Báez, implicados en las grabaciones, den explicaciones públicas lo antes posible o que dimitan”.

 

Curso de recuperación de puntos del carné

Independientemente de que se confirme o no el contenido de las grabaciones, la Asociación DIA lleva tiempo defendiendo la liberalización de los cursos para la recuperación de puntos del carné de conducir. Canes señala al respecto: “hay reincidencias y algunos salen de los cursos como han entrado. Hay que mejorar el que se aplique con igualdad. que se liberalicen los cursos de sensibilización y reeducación, para que dejen de ser un monopolio y se expandan”. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia(CNMC), ya en su día, le propuso al Gobierno que modificase este sistema de adjudicación y permitiese que pudieran impartirlos todos los centros que acreditasen unos mínimos. El PP presentó en el Senado esta legislatura una enmienda para introducir los cambios propuestos por la CNMC, pero los populares la retiraron sin motivo.

Canes prosigue: “queremos animar al nuevo gobierno que surja de los pactos venideros a que retome este proyecto de liberalización de estos cursos para que puedan proporcionarlo todos aquellos centros de formación y concienciación de conductores que alcancen unos estándares de calidad”. Esto garantizaría unos precios sin inflar más acordes al mercado y permitiría potenciar elementos de calidad y de fomento de la concienciación que mejorarían, en la opinión de la asociación de víctimas, la calidad de estos cursos para la recuperación de puntos del carné de conducir.

 

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.