Comparte esta noticia:

Recibíamos el 2013 con la noticia de que el año que dejábamos era el noveno consecutivo en que se reducían la siniestralidad vial.  La mortalidad por accidentes en vías interurbanas se reducía un 12%. Con datos más completos, conocimos posteriormente que el descenso ha sido del 8% si tenemos en cuenta todas las vías públicas. En total, se produjeron en nuestro país 83.115 accidentes de tráfico con víctimas, en los que fallecieron 1.903 personas; 10.444 resultaron heridas graves y 105.446 heridos leves. Tráfico iniciaba un año lleno de acciones y campañas de concienciación. A continuación les contamos cuáles han sido las medidas que se han realizado durante este 2013 por parte de esta dirección para seguir reduciendo la siniestralidad vial. El reportaje ha sido dividido en dos partes debido a su longitud.

En enero de 2012 se ponían en marcha nuevos exámenes para la obtención del permiso de conducir. Entre las novedades, la conducción autónoma y eficiente. Además, se armonizan los periodos de vigencia de los permisos de conducción en todos los estados miembros de la UE.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ponía lanzaba una campaña especial de vigilancia y control de furgonetas y camiones durante una semana en el mes de febrero. En total se controlaron 24 mil de estos vehículos, 5.522 conductores fueron denunciados por cometer alguna infracción a la norma y 274 fueron además inmovilizados por diferentes motivos. El exceso de horas de conducción y el tacógrafo fueron dos de las infracciones más frecuentes de los transportistas.

En febrero también se ponía en marcha la Unidad integral de atención a las víctimas de accidentes de tráfico conocidas como UVAT.

Del 25 de febrero al 3 de marzo de 2013, Tráfico iniciaba una nueva campaña de vigilancia del transporte escolar, así como otra campaña de vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil. En marzo de este año también se anunciaba la supresión del pago en metálico de las  multas en las jefaturas provinciales de Tráfico. Desde entonces, sólo se acepta el pago con tarjetas de débito o de crédito. Sí se puede hacer en metálico para el resto de trámites. Más adelante, en octubre, se ponía en marcha el pago de tasas de Tráfico por internet.

Una de las grandes novedades de este año era, sin duda, la puesta en funcionamiento del helicóptero-radar Pegasus, capaz de controlar la velocidad de los vehículos y detectar infracciones desde el aire. Dirigido especialmente a controlar la velocidad en carreteras convencionales, el sistema puede detectar con  extremada precisión velocidades de hasta 360 km/h.

La Semana Santa de 2013 finalizaba con 23 accidentes mortales en vías interurbanas españolas que ocasionaba la muerte de 26 personas y 78 resultaban heridas.

Tráfico iniciaba en abril el envío de cartas informativas a los titulares de vehículos que no habían pasado la ITV y ponía en marcha una nueva campaña de vigilancia y control de velocidad bajo el eslogan “las prisas te hacen cometer errores pero conduciendo no hay segundas oportunidades”; así como otra dirigida al control de motocicletas y ciclomotores durante los últimos días del mes. Ésta última finalizaba con 1.862 denuncias. En total 602 motoristas fueron denunciados por circular a una velocidad superior a la permitida.

Para el mes de mayo, la Dirección General de Tráfico (DGT) creaba una campaña especial animando a los ciudadanos a desplazarse a pie en trayectos cortos.  El eslogan elegido era “Da el paso, anda”. La DGT en colaboración con PhotoEspaña lanzaba un concurso de  fotografía a través de Instagram y las fotos ganadoras eran expuestas.  

Con el objetivo de recordar la importancia que tiene el buen mantenimiento del vehículo en la mejora de la seguridad vial, se editaban 100 mil folletos y un video informativo en el que se dan consejos y se recuerda la necesidad de realizar una conservación y revisión adecuada.

Una de las grandes medidas que se han estado desarrollando durante el 2013 ha sido la Reforma del Reglamento de Circulación. Entre las medidas, se plantea la reducción de velocidad en determinadas calles y  carreteras secundarias (límite de velocidad de 30 km/h en muchas de las calles de las ciudades; en aquellas plataformas únicas donde conviven todos los usuarios la velocidad máxima sería 20 km/h) y el aumento, en casos específicos en ciertas condiciones, en algunos tramos de autopistas y autovías (130 km/h). Esta reforma viene acompañada de otra igualmente importante, la reforma de la Ley de Seguridad Vial. Entre sus medidas destacadas encontramos el incremento de las multas para el consumo de alcohol y drogas, el casco ciclista obligatorio en ciudad para menores de 16 años y la prohibición de los detectores de radar, entre otras acciones.

 

NOTICIA RELACIONADA:

-¿Cuáles han sido las acciones y campañas de la DGT durante este 2013? (II)

Comparte esta noticia:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.